Solo ventiladores para terapia intensiva le hacen falta a la Sedena. Cuartoscuro
En conferencia de prensa, el Jefe del Ejecutivo federal pidió a la población atender las medidas sanitarias y “dar el último jalón [para enfrentar esta pandemia porque] ya se ve la luz al final del túnel

CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de salida para que las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) inicien la aplicación de los planes DN-III y Marina, respectivamente, y con esto se refuerce la estrategia del gobierno federal para enfrentar el COVID-19 en la semana donde se prevé el mayor número de contagios.

En conferencia de prensa, el Jefe del Ejecutivo federal pidió a la población atender las medidas sanitarias y “dar el último jalón [para enfrentar esta pandemia porque] ya se ve la luz al final del túnel.

“Hay certidumbre de que vamos bien a pesar de la tragedia y vamos a dar el último jalón”, indicó el Mandatario federal.

En esa ocasión, el general Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Sedena, detalló que en el Plan DN-III se pondrían en funcionamiento todas sus instalaciones hospitalarias, las unidades operativas que adaptaron como instalaciones sanitarias, así como los hospitales del sector Salud que fueron entregados para su operación.

Ayer, el secretario de la Defensa Nacional informó que en todo el país la dependencia cuenta con 117 instalaciones que serán usadas para atender casos de COVID-19, pero la atención de la institución será prioritaria en las seis entidades donde se concentra el mayor número de contagios de coronavirus: Valle de México (Ciudad y Estado de México), Sinaloa, Tabasco, Quintana Roo y Baja California, e indicó que sólo están en espera de recibir los ventiladores para usarse en camas destinadas para terapia intensiva.

Detalló que al día de hoy la Sedena ha contratado a 4 mil 225 profesionales de la salud para atender estas la contingencia en sus instalaciones.