Tomada de Twitter
El Comíté Olímpico Internacional analiza dejar fuera el deporte de los guantes tras la ratificación de Gafur Rakhimov como cabeza de la Federación Internacional de Boxeo

El boxeo está en “cuenta de protección” y casi “noqueado” de los Juegos Olímpicos, pues el uzbeco Gafur Rakhimov fue ratificado como cabeza del deporte de los guantes. El controversial empresario fue acusado por el Tesoro estadounidense de ser un “gran criminal”, por lo que el Comité Olímpico Internacional (COI) estudia la posibilidad de dejar fuera de la fiesta deportiva esta disciplina.

No queremos que los deportistas sean castigados por el mal comportamiento de ciertos responsables. Hacemos todo lo posible para garantizar que puedan perseguir su viaje olímpico”.
Thomas Bach, presidente del COI.

El COI se reúne a partir del viernes en Tokio para decidir el futuro del boxeo, bajo amenaza de exclusión de los Juegos de 2020.

Thomas Bach, presidente del COI, se declaró hace poco “extremadamente preocupado por la gobernación” de la Federación Internacional de Boxeo (AIBA), que eligió como presidente al controvertido Gafur Rakhimov.

Las acusaciones han conducido al COI a suspender sus relaciones con la AIBA, congelando sus ayudas financieras a la federación.

Por supuesto, Rakhimov niega estas acusaciones y asegura que nunca estuvo “implicado en organizaciones criminales”, y denuncia “falsas acusaciones fabricadas por el precedente régimen” en Uzbekistán.

Pero la crisis en la AIBA viene de lejos. Los problemas también llegan a las finanzas a su economía, la ética, la integridad deportiva y la lucha antidopaje.

En los Juegos de Rio, 36 funcionarios y árbitros fueron suspendidos tras los insistentes rumores de amaños. Desde entonces, la AIBA ha ido “más allá de las exigencias”, según Rakhimov, que elaboró un informe ante las citadas preocupaciones y ve la situación financiera “bajo control”.

En cuanto al arbitraje, el uzbeco declaró que “los días malos del pasado han quedado atrás. Ahora trabajamos con un sistema eficaz y transparente”.

Tomada de Twitter

A la espera del veredicto, Bach comentó: “no queremos que los deportistas sean castigados por el mal comportamiento de ciertos responsables. Hacemos todo lo posible para garantizar que puedan perseguir su viaje olímpico”.

Con Información de Agencias