Foto: Tomada de Internet
Cuando entra a la sala escoltado por agentes federales, “El Chapo” siempre la saluda con la mano a Emma

En plena audiencia, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, no quitaba la vista a su esposa Emma Coronel, por lo que le tuvo que llamar la atención el juez Brian Cogan.

“¡Señor Guzmán!”, elevó la voz el juez, cuando el líder del Cártel de Sinaloa sólo se concentraba en la madre de sus dos hijas y quien no ha dejado de asistir a ninguna de las vistas orales preparatorias del juicio que se celebra en la corte federal del distrito este de Nueva York desde 2017.

De acuerdo con La Jornada, cuando entra a la sala escoltado por agentes federales, “El Chapo” siempre la saluda con la mano a Emma y la mira con frecuencia desde su silla de acusado.

Cabe destacar que Coronel no tiene autorización para visitar en la cárcel de máxima seguridad de Manhattan al capo, por lo que las citas ante el juez son el único momento en que la pareja puede verse.

Foto: Tomada de Internet

Ayer, Guzmán Loera miró con insistencia a su esposa, quien vestía una blusa blanca larga y unos jeans ajustados. Tal fue la distracción, que el magistrado le llamó la atención cuando pretendía explicarle las consecuencias de la incorporación de un nuevo abogado, Jeffrey Lichtman, al equipo de su defensa.