Diputado Luis Parra. Foto: Twtter
La oposición minoritaria espera poder desbancar a Guaidó de su cargo al frente de la Asamblea Nacional de Venezuela

El chavismo, con el apoyo de un grupo minoritario de opositores, eligió esta tarde al diputado Luis Parra, acusado de corrupción, como nuevo presidente de la Asamblea Nacional. Esta maniobra fue posible debido a que los diputados opositores no habían entrado aún al recinto ya que la policía se lo había impedido. Juan Guaidó ha denunciado un “golpe de Estado parlamentario”.

Horas antes, un grupo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Venezuela impedía Gaidó entrar en la sede de la cámara, donde debía ser reelegido como su líder. El Parlamento venezolano, controlado por las fuerzas antichavistas, se disponía a reelegirle como presidente de la Cámara en medio de una campaña de presiones y desprestigio por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Frente al control policial, en el que todos los agentes portaban cascos antidisturbios, el líder opositor aseguró que con esa actitud “la dictadura se revela una vez más” y agregó que, sin importar la forma van a instalar la sesión parlamentaria y “buscar el espacio” para hacerlo. Este domingo está prevista una sesión de la Asamblea Nacional en la cual se elegirá al equipo directivo del Parlamento y Guaidó aspira a ser reelegido como presidente, un rol fundamental para mantener el pulso con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó dijo asumir en enero de 2019 el cargo de presidente interino de Venezuela, puesto en el que ha sido reconocido por casi 60 países. Tras impedirle la entrada, un coronel de la PNB se dirigió a Guaidó y le aseguró que no buscan prohibir su ingreso sino garantizarlo, “pero en orden”. “Lo que queremos es el orden”, le dijo el oficial policial a Guaidó, mientras el líder opositor replicaba a los funcionarios de la PNB que sus familias les estaban viendo y les reclamaba por su actitud.

 

Posteriormente, los policías autorizaron al presidente del Parlamento a pasar un primer control y comenzaron a permitir el ingreso de los diputados uno por uno, si bien todavía no han entrado todos. Entre los diputados que se acercaron a las instalaciones de la cámara y permanecen a la espera de entrar a la AN están Ismael León y Juan Pablo Guanipa, dos de los diputados sobre los que las autoridades judiciales han abierto investigaciones por delitos como rebelión y traición a la patria.

También se encontraban legisladores del estado Amazonas a los que les negaron el ingreso porque, según le dijeron los policías, están “inhabilitados”. Otros diputados miembros del oficialista Bloque de la Patria, así como miembros de la oposición que se han apartado a última hora de la línea de Guaidó, pudieron acceder sin problemas.

(Tomado de LaRazón)