Foto: Internet
El documental "¿Quién mató a Nicole?", destapó la infidelidad entre la lider del clan Kardashian y el jugador de fútbol americano acusado de asesinar a su propia esposa

El clan Kardashian-Jenner siempre está en el ojo del huracán, normalmente a causa de las hijas que viven sus vidas en medio del escándalo. Sin embargo ahora tocó el turno de Kris Jenner, la líder del clan.

Y es que Norman Pardo, ex mánager de O. J. Simpson, destapó la infidelidad entre el deportista y la entonces esposa de Rob Kardashian, que inició con un encuentro sexual que terminó en una clínica y puso fin al matrimonio Kardashian.

La revelación se dio a conocer en el documental ¿Quién mató a Nicole?, el cual revisa el caso del exdeportista acusado y absuelto de matar a su esposa Nicole Brown.

 

El antiguo representante compartió que la presunta infidelidad que causó el fin del matrimonio de la famosa fue en un viaje de amigos entre Kris y su esposo Robert, junto a Simpson y su entonces esposa Nicole. 

Los cuatro compartieron un jacuzzi, hasta que Kris y Simpson quedaron a solas, y según Norman Pardo, O. J. le dijo las siguientes palabras: 

“O.J. dijo que se puso de pie y se bajó los shorts: ‘Se le salieron los ojos y lo hicimos hasta que la rompí”, habría narrado Simpson a Norman, quien agregó: “Tuvieron que llevarla al hospital a las 2 o 3 de la mañana”.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

“Kris fue a la sala de O.J. y le dijo: ‘¿Puedes llevarme al hospital?’, pero él le contestó: ‘No. Que Rob lo haga’”, añadió Pardo sobre ese episodio.

Luego de ese accidente, la amistad entre los cuatro no fue la misma, hasta que la familia Kardashian se divorció en 1991 y los Simpson en 1992.

Este escándalo ha rondado por varios años, pero los famosos niegan lo sucedido. Sin embargo, tras los recientes señalamientos se pone en duda lo que declararon los Kardashian's y los Simpson's, pues Norman Pardo fue representante del deportista por más de 12 años.

Cabe señalar que cuando Simpson fyue acusado de asesinar a su esposa Nicole, fue Rob Kardashian quien se encargó de su caso.