La noche del domingo al lunes se producirá un eclipse de Luna total que coincidirá con una Superluna, o Luna de Sangre. Foto AP
Los eclipses totales de Luna se producen cuando el satélite, la Tierra y el Sol se encuentran alineados.

Darmstadt, Alemania.- La noche del domingo al lunes podrá contemplarse un espectáculo poco habitual: se producirá un eclipse de Luna total que coincidirá con una Superluna, o Luna de Sangre.

El fenómeno de la Superluna se produce debido a que ese día la Luna se encontrará especialmente cerca de la Tierra y se verá por ello más grande. En cuanto al resplandor rojizo, tiene su origen en la luz de onda larga que dispersa la atmósfera terrestre en el cono de sombra.

Los eclipses totales de Luna se producen cuando el satélite, la Tierra y el Sol se encuentran alineados, por lo que la Tierra tapa la luz solar y la Luna queda ensombrecida por la Tierra.

Según la NASA, "el eclipse comenzará a las 01:07 GMT del 28 de septiembre, momento en el cual el borde de la Luna entrará en la base ámbar de la sombra de la Tierra". Durante las siguentes tres horas y 18 minutos, la sombra de la Tierra se moverá a través de todo el disco lunar.

El momento de eclipse total, cuando la Luna esté completamente cubierta por la sombra de la Tierra, empezará a las 02:11 GMT. La fase de totalidad durará 1 hora y 12 minutos.

Si el tiempo acompaña, el eclipse podrá verse en su totalidad en muchos países europeos y en parte de África y de América. En los países más al este de Europa no se podrá ver por completo, ya que la luna se pone tras el inicio del eclipse. Según los astrónomos, el final del eclipse no podrá verse en los países bálticos ni en Rumanía.

Este eclipse total de Superluna pone fin a una notable serie de cuatro eclipses lunares totales consecutivos visibles que han estado separados por seis meses, un fenómeno denominado "tétrada".