Gobierno. Reyes Flores, delegado del Gobierno Federal. | Foto: Vanguardia
La tarea de la administración es generar condiciones de seguridad en el tráfico migratorio, afirmó

El delegado del Gobierno Federal, Reyes Flores Hurtado, dijo que las acciones que se han impuesto en la frontera norte tras la negociación de los aranceles con el presidente Donald Trump, son permanecer con la detención de cualquier persona migrante que no esté de manera legal en el país.

Tras el cuestionamiento de si los migrantes y sus derechos han sido tomados como moneda de cambio para las negociaciones, el delegado manifestó que estas acciones que se dieron a conocer, ya se venían llevando a cabo desde hace tiempo, como se vio en la Caravana Migrante que pasó por Coahuila.

Ante la negativa que manifestaron las organizaciones defensoras de los derechos humanos de los migrantes por los acuerdos en la negociación, Reyes Flores Hurtado dijo:

“Si les hubieran puesto un arancel estarían más críticos y estarían más preocupados, nadie los entiende. Al final la responsabilidad del gobierno es cuidar los intereses de la mayoría.

“El tema de generar condiciones de seguridad en el tráfico migratorio ya se estaba haciendo. Lo que ha hecho migración es estar poniendo un filtro para que todos los que suban estén identificados”, manifestó.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza