Foto: Especial
Según medios, Daimler se está cuestionando la rentabilidad de la marca smart, por lo que su final podría estar más cerca de lo que se creía, y de hecho se afirma que su destino podría definirse antes de que termine este año

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Smart es una marca europea creada en los años noventa y que desde su nacimiento ha encantado a más de uno con su innovador concepto de auto urbano. En su fundación, la marca propuso una nueva forma de moverse en las ajetreadas ciudades, con autos y motores muy pequeños y económicos, que a su vez resultan eficientes para transportarse en las concurridas calles del mundo. Sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora la empresa creada por Daimler se ve envuelta en un gran problema que pone en duda su continuidad, pero ¿qué tan probable es que desaparezca?

Según el medio alemán Handelsblatt, Daimler se está cuestionando la rentabilidad de la marca smart, por lo que su final podría estar más cerca de lo que se creía, y de hecho se afirma que su destino podría definirse antes de que termine este año. A estos cuestionamientos, se suma también la sucesión en el cargo de CEO de Dieter Zetsche, que era uno de los más firmes defensores de la marca de los city cars.

Foto: Especial

Lamentablemente, las ventas de smart con motor a gasolina se fueron en picada el año pasado, pasando de 135, 500 unidades en 2017 a 130,000 en 2018, sin embargo, sus ventas de autos eléctricos han duplicado en este mismo periodo. Por esta razón Daimler aún no se decide a desaparecer la marca del mercado, pues quizá la solución sea convertir a smart en una marca exclusivamente de autos eléctricos, algo que ya se anunció en días pasados.

Con esta estrategia, Smart serían un gran apoyo para que la marca mayor, Mercedes-Benz, consiga el objetivo a largo plazo de lograr que al menos el 15% de los autos vendidos en 2025 sean eléctricos. Para que Daimler continúe con la idea de salvar a Smart, esta marca también debe de ser totalmente rentable, es decir que deben obtener al menos un 10% de margen de ganancia por las ventas de sus coches, algo que al parecer, no han logrado.

Sin duda alguna, el futuro de smart es complicado, pero no desalentador, pues aún hay muchas posibilidades de que la marca siga adelante. Si el crecimiento de sus autos eléctricos continua al alza se podría convertir en un pilar fundamental en la nueva estrategia de movilidad que ha planteado Daimler, en conjunto con car2go y que engloba a otras marcas como BMW con su estrategia Drive Now.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO