Especial
Sin duda un juego que nos hace recordar los tremendos duelos de Super Bowl de los años 90, hoy ambos equipos luchan por retomar aquel gran brillo y poder asegurar playoffs

Una rivalidad encarnizada que se vivió en los 90 cuando se enfrentaron un un par de Super Bowls consecutivos, los Bills visitan Dallas para enfrentar a los Cowboys.

Después de caer con Patriots y ante las críticas que recibió el entrenador Jason Garrett, Cowboys de Dallas intentará recomponer el camino en el tradicional partido del Día de Acción de Gracias, cuando reciba al tercer mejor equipo de la Conferencia Americana, Bills de Buffalo.

Dallas, con marca de seis ganados y cinco perdidos, aún es líder de la NFC Este de la Conferencia Nacional, pero con un partido menos está Eagles de Filadelfia, que le pisa los talones.

El equipo de Arlington cuenta con el mejor pasador de la NFL, Dak Prescott, quien ha lanzado para tres mil 433 yardas, 21 touchdowns y 10 intercepciones, sin embargo, el ataque terrestre ha dejado de producir, ya que Ezekiel Elliott ha corrido para menos de 100 yardas en los más recientes tres compromisos. Además Dak se está ganando la fama de “arrugarse” contra equipos contendientes.

No obstante, la defensiva se encuentra dentro del Top 10 en menor cantidad de yardas permitidas y puntos aceptados por juego.

Por otro lado, Buffalo ha sido la grata revelación en la AFC (8-3) y, si en estos momentos terminara la temporada, clasificaría como el mejor comodín.

El rendimiento en 2019 del mariscal de campo, Josh Allen, ha sido mucho mejor en su segundo año como profesional al contabilizar dos mil 360 yardas, 15 anotaciones y cuatro intercepciones. Cabe destacar que su progreso ha sido bien arropado en el ataque terrestre por el experimentado Frank Gore y el novato Devin Singletary.

¿Por qué Dallas juega en el Día de Acción de Gracias?

Con la idea de darle un mayor realce a los Cowboys dentro de Estados Unidos, en 1966 el entonces gerente general del equipo, Tex Schramm, hizo lo posible para que Dallas jugará en los tradicionales jueves, con el propósito de ser transmitido a nivel nacional.

En aquella edición, que se llevó a cabo el 24 de noviembre, Cowboys se impuso 26-14 a Browns de Cleveland en un partido que contó con la presencia de más de 80 mil personas; por lo que a partir de ese momento hasta la fecha (salvo en dos ocasiones), Dallas juega todos los Días de Acción de Gracias.

En los más recientes cinco enfrentamientos, Dallas no ha tenido mucha fortuna al registrar marca de dos victorias y tres derrotas, destacando que los únicos triunfos fueron ante Redskins de Washington en 2016 y 2018; mientras que perdió ante Chargers de Los Ángeles, en 2017; Panthers de Carolina, 2015, y Eagles de Filadelfia, 2014.

El entremés

Lions y Bears abren la actividad hoy, con pocas o nulas opciones de meterse a la postemporada, ambas escuadras medirán fuerzas en el Ford Field, en partido de rivales directos de la División Norte de la Conferencia Nacional.

Lions, con marca de 3-7-1, llegará al partido con cuatro partidos en fila sin ganar, uno de ellos contra Chicago, que se impuso en Soldier Field en la Semana 10.

Bears, con récord de 5-6, superó el pasado domingo a Giants para aferrarse al sueño de la postemporada aunque es algo que luce complicado, prácticamente necesita un cierre perfecto y caídas de Packers y Vikings, que dominan la división con 8-3.

Bears venció a Lions en sus últimos tres enfrentamientos, el mencionado de la Semana 10 y los dos de la pasada campaña, pero antes de eso Detroit tenía una racha de 9-1 contra los oseznos.

El postre

Saints de Nueva Orleáns desea el triunfo en el Día de Acción de Gracias frente a Falcons de Atlanta para asegurar su presencia en la postemporada 2019 de la NFL.

Ante su notable dominio en la División Sur de la Conferencia Nacional con marca de 9-2, Saints requiere ganar en el Mercedes-Benz Stadium contra un Falcons sin opciones y hundido en la misma división con récord de 3-8.

Así que en esta Semana 13 de la NFL se podrá concretar el primer invitado a los playoffs con Nueva Orleáns, donde Patriots de Nueva Inglaterra y 49ers de San Francisco también están muy cerca de asegurar su presencia.

Si bien Saints es líder y posiblemente favorito para ganar en el encuentro, cabe recordar que en la Semana 9 Falcons sorprendió, venció y quitó una racha de seis triunfos a Nueva Orleáns en el mismo Superdome.

En el mencionado encuentro, que terminó 26-9 a favor de Falcons, los de dorado y negro apenas hicieron tres goles de campo y no pudieron concretar alguna anotación, además de que el mariscal Drew Brees sufrió seis capturas.