Archivo
Tras su inicio meteórico en los Jets, en donde tuvo dos años de ensueño, su calidad fue disminuyendo, así como sus oportunidades de ser opción para un equipo

Tras pasar 10 años en la NFL, con más pena que gloria, el quarterback Mark Sanchez ha decidido retirarse como jugador profesional.

Según NFL Network, el jugador de raíces mexicanas puso fin a su carrera a sus 32 años de edad, luego de pasar por seis diferentes equipos, sin poder consolidarse como un mariscal de campo confiable.

Cuando arribó a la NFL, luego de ser la selección global número 5 del Draft del 2009, tomado por los Jets, se esperaba que el egresado de de la Universidad del Sur de California, causara gran impacto como profesional.

Sus primeras dos temporadas fueron de ensueño, primero metió a los Jets a los playoffs hasta que perdieron la final de conferencia contra los Colts. Al año siguiente nuevamente se encontraban disputando la final de conferencia, pero ahora sus verdugos fueron los Steelers.

Para su tercer año en Nueva York, su calidad fue en caída libre, hasta que en el 2013 finalmente fue dado de baja del equipo y comenzó su peregrinar por varios equipos de la NFL.

Llegó a los Eagles, pero en calidad de suplente, sólo pudo completar 13 partidos en dos años. Mark Sánchez comenzó pretemporada con Broncos en el 2016, pero al final no convenció al entrenador y dio el salto a los Cowboys, pero apenas completó dos encuentros, su rol principal fue asesorar al chico maravilla de Texas, Dak Prescott.

Para el 2017 fue contratado por los Bears, para que también sirviera de mentor, ahora de Mitchell Trubisky, sin embargo una lesión antes del inicio de campaña puso en entredicho a la gerencia y decidieron cortarlo.

El año pasado llegó a los Redskins como tercer quarterback, pero la terrible lesión de Alex Smith le abrió la puerta a Sánchez de estar disponible para el momento en que fuera requerido, aún así sólo jugó dos partidos.

En su paso por la NFL lanzó para 15 mil 357 yardas, con 86 touchdowns y 89 intercepciones. Su récord de por vida acabó en 37 partidos ganados y 36 perdidos.