Majestuoso. Con un golazo de tiro libre de Marcus Rashford el United venció de visita al Celta. / AP
2 golestiene Rashford en Europa League esta temporada.

Celta de Vigo 0-1 Manchester United

VIGO.-El Manchester United encarriló su clasificación para la final de la Liga Europa tras ganar 1-0 en campo del Celta de Vigo gracias a un gol de Marcus Rashford que ejemplificó la mayor experiencia del conjunto inglés en este tipo de citas.

El equipo de José Mourinho tuvo las mejores ocasiones de un partido que fue poco vistoso y que se resolvió con un lanzamiento de falta a los 67 minutos.

El Celta no fue el Celta. Arrancó el partido con una enorme carga de tensión, demasiado consciente de estar jugando lo que todos denominaron durante la semana como “el partido más importante en la historia del club”. Su tensión lo desnaturalizó y apenas mostró su conocido futbol vertiginoso y atrevido.

El Manchester United fue un equipo de Mourinho cien por cien. El portugués no dejó nada a la improvisación y su propuesta fue altamente “científica”. No arriesgó nada y, sin embargo, antes del descanso creó tres ocasiones clarísimas. El arquero español Sergio Álvarez fue el gran protagonista.

Al conjunto inglés sólo le interesó lo que ocurría en las áreas, tanto en la suya como en la del Celta. Despreció el centro del campo y apostó por agruparse en su campo y salir rápido al contraataque. 

Un remate muy desviado de Wass y varios lanzamientos lejanos que tampoco encontraron puerta fue todo lo que creó el Celta en ataque durante la primera parte. A cambio, el Manchester United, con muy poco, llevó el pánico a la repleta grada de Balaídos con oportunidades de Rashford, Henrij Mjitarián y Jesse Lingard. 

El conjunto de Eduardo Berizzo pareció liberarse de complejos en la segunda parte y a los 59 minutos Sisto realizó el primer disparo de los locales entre palos con un lanzamiento al que respondió el arquero argentino Sergio Romero.

Y llegó el minuto 67, el Manchester United disfrutó de una falta fuera del área, Rashford lanzó al palo del arquero, Sergio Álvarez dio un paso que no debía al lado contrario y lo siguiente que hizo fue sacar la pelota de su red.

El Celta apeló entonces a su conocido espíritu de rebeldía para intentar marcar siquiera un gol que le devolviera a la pelea por la eliminatoria. El Manchester United procuró que no pasará nada hasta el final del encuentro y lo consiguió. Ahora lo tiene todo a favor.