André Pierre Gignac del equipo de los Tigres de la UANL se disputa el balón con Hedgardo Marín del equipo de las Chivas del Guadalajara, partido correspondiente a la jornada 10 de la Liga MX, Clausura 2017. Foto: Cuartoscuro
El atacante francés, de 31 años, aseguró que antes de su retiro le quedan todavía "cuatro o cinco años" más y que no piensa en irse a la MLS (Major League Soccer, la liga estadounidense).
De niño, Zidane era mi ídolo. Él viene de Marsella y jugó para los grandes clubes"...
André Pierre Gignac

El delantero francés André-Pierre Gignac, que juega para los Tigres de la Liga mexicana desde 2015, nombró y elogió a dos de sus principales referentes en el fútbol: su compatriota Zinedine Zidane y el entrenador argentino Marcelo Bielsa.

"De niño, Zidane era mi ídolo. Él viene de Marsella y jugó para los grandes clubes", declaró el jugador en una entrevista para la revista "Life and Style" en su edición mexicana.

Pero el más elogiado fue Bielsa, que lo dirigió en la temporada donde ambos coincidieron en el Olympique de Marsella. "Es el señor fútbol, es increíble, no tiene mucho contacto con el jugador, pero fue una revelación para mí", declaró el francés, que figura como portada de la edición de mayo de la citada revista.

Aunque advirtió que con el técnico sudamericano el desgaste es "muy duro por la forma de jugar" del argentino. "Es muy difícil, son dos horas de entrenamiento, presionar en toda la cancha mano a mano, pero después vienen los resultados", explicó. "Es un genio, es una leyenda en Marsella", dijo del nacido en Rosario.

El atacante francés, de 31 años, aseguró que antes de su retiro le quedan todavía "cuatro o cinco años" más y que no piensa en irse a la MLS (Major League Soccer, la liga estadounidense). "Nos sentimos muy a gusto aquí (en México) con mi esposa y mis hijos. Después es un tema de hablar con los directivos", señaló.

Gignac incluso manifestó que no se ve en el Mundial de Rusia 2018. "Los jóvenes que llegaron son muy buenos, yo ya hice mi tiempo", reflexionó.

Sobre el balón que el delantero de Tigres mandó al poste en el último minuto de la final de la Eurocopa contra Portugal el año pasado y que le pudo haber dado el título a su seleccionado, Gignac confesó que no durmió "una semana”.

"Yo no quería ser el héroe, quería darle felicidad a mis compañeros, verlos correr detrás de mí al minuto 92 y ganar una ‘Euro’ en casa", afirmó.

El futbolista galo también se dio tiempo de ensalzar a varios jugadores de la selección mexicana. "Es un equipo competitivo, tienen a (Hirving) Lozano, a (Jürgen) Damm, y a (Carlos) Salcedo que son muy jóvenes”.

"(Raúl) Jiménez (del Benfica de Portugal) y Chicharito (Hernández, del Bayer Leverkusen) me encantan, ‘vamos’ por los cuartos de final (en el Mundial)", sostuvo, refiriéndose al quinto partido que México no ha conseguido desde 1986.

Gignac no dejó pasar la ocasión de mencionar al Paris Saint-Germain, su némesis futbolística y el gran rival del Olympique de Marsella en Francia. "Prefiero morir antes que firmar con el PSG", manifestó.

"Si el PSG me ofrece diez veces más dinero, no me iría", sentenció tajante. "No sabes cómo grité el sexto gol del Barcelona en la Champions. Se asustó mi esposa. Grite, corrí, hice de todo", añadió.