Foto: Vanguardia/Archivo
La información del INAMI, indica que hasta este lunes, el módulo que fue establecido al interior del albergue migrante ubicado en la fábrica inhabilitada Macesa de dicha ciudad, ya ha atendido a mil 344 personas solicitantes de un trámite

De acuerdo con el último corte que realizó el Instituto Nacional de Migración, ya fue atendida el 70 por ciento de la población migrante que arribó en Caravana el pasado lunes a la frontera de Piedras Negras.

La información del INAMI, indica que hasta este lunes, el módulo que fue establecido al interior del albergue migrante ubicado en la fábrica inhabilitada Macesa de dicha ciudad, ya ha atendido a mil 344 personas solicitantes de un trámite.

De esta cifra, se desprende que de acuerdo con el número la población migrante que arribó a esta frontera y el número de las que han sido atendidas por dicho instituto, ya han pasado a realizar su solicitud el 79 por ciento.

A detalle, la información indica que el 81 por ciento de los solicitantes hasta el pasado 11 de enero, es de origen hondureño; sin embargo, también hay de otras nacionalidades como salvadoreña, guatemalteca, nicaragüense, haitiana y venezolana.

Se tiene un registro, de que del total de solicitudes, ya han sido admitidas 554 tarjetas de visitante por razones humanitarias que tendrán un año de vigencia, y con las que la población migrante podrá acceder a derechos como los de un empleo y de salud.

Bajo esa tesitura, el INAMI comunicó que 584 trámites más están a la espera de una resolución, donde se hacen revisiones de las razones expuestas por los solicitantes, así como se revisa un padrón que ubica si estos ya habían sido solicitantes en otras partes de la república.

Por último, la gráfica del INAMI muestra que ya fueron rechazadas 206 solicitudes más para este tipo de tarjeta, y de acuerdo con las autoridades estos rechazos corresponden a migrantes que ya solicitaron su tarjeta en otra entidad y deben continuar en esa misma; así como a personas que no cumplían con lo solicitado por la ley, o bien, son presuntas de haber cometido un delito o falta que les impermita la estancia, y en estos dos últimos dos supuestos el INAMI da como fecha límite 30 días para abandonar el país.