Situación. Coahuila es un estado en donde la violencia contra la mujer es una costumbre y su castigo no es como debería ser.
Estado es sexto en el País con más casos de violencia contra la mujer

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el 2018 terminó con una cifra de seis mujeres víctimas de lesiones dolosas por cada día en la Entidad.

En el informe mensual con perspectiva de género, el SESNSP, detalló que durante todo el 2018, la Fiscalía General del Estado reportó un registro de dos mil 438 mujeres que denunciaron haber sido víctimas de lesiones dolosas en la entidad.

Dicha cifra, indica que Coahuila tiene una media de 157.5 víctimas mujeres de lesiones dolosas, por lo que se refleja que en esta situación, la entidad es la sexta con mayor cifra de tasa, y su promedio se encuentra en 63 incidencias por encima de la media nacional.

El informe también muestra que durante el 2018, en Coahuila hubo cuatro mujeres víctimas de secuestro, 31 mujeres víctimas de corrupción de menores, y nueve mujeres víctimas de trata.

 

En el panorama de los feminicidios ocurridos, aunque la FGE reportó el año pasado 13 carpetas de investigación, en realidad hubo 15 víctimas en total de feminicidio en Coahuila.

Finalmente, el informe expresa que durante el 2018 hubo un total de 45 mil 894 llamadas en total por violencia de género que fueron reportadas al 911.

Entre ellas, el SESNSP, detalla que hubo 4 mil 340 llamadas por violencia contra la mujer; 80 llamadas por abuso sexual contra una mujer; 222 por acoso u hostigamiento sexual; 97 por incidencias de violación; 4 mil 525 por violencia de pareja; y 36 mil 630 llamadas por violencia familiar.

En este último informe de llamadas al 911, la cifra tuvo incremento total de 77.7 por ciento frente a las cifras del 2017, toda vez que en dicho año fueron registradas un total de 25 mil 821 llamadas por violencia de género.

ALARMA

Lo que inquieta a los activistas, es que los casos de violencia contra la mujer no son tan visibles como se debería. O no se platican y menos se denuncian.