Manteles largos. Los restaurantes reportaron casa llena. Foto: Héctor García
En ese sentido, manifestó que cada día se cierran más las posibilidades de los padres para mantener una formación universitaria de sus hijos, y a su vez, han aumentado los riesgos en la seguridad en materia de la salud

Durante la celebración del Día del Padre, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, dijo lamentar que en la actualidad los padres de familia en el país han tenido que vivir entre salarios raquíticos causados por los tratados de libre comercio y el neoliberalismo.

“Lo primero que lamento es que este Día del Padre haya quien tiene que celebrar entre sus salarios raquíticos que no alcanzan a cubrir todo lo que necesita la familia”, expresó en entrevista Vera López. En ese sentido, manifestó que cada día se cierran más las posibilidades de los padres para mantener una formación universitaria de sus hijos, y a su vez, han aumentado los riesgos en la seguridad en materia de la salud.

 

Foto: Especial

“Nos falta mucho por hacer, por los años en los que se aplicó a rajatabla el modelo neoliberal. Todavía no desaparece, pero por lo menos en el orden del discurso hay otras perspectivas para México, pero no se acaba de quitar la estructura que dejó ese neoliberalismo rampante a causa del Tratado de Libre Comercio”, expresó.

“Le pido a Dios que los padres no se queden sin trabajo, que sea mejor su salario, que tengan tiempo para formar y educar a sus hijos, porque esto está borrado. El Día del Padre se ve nada más como comercialmente”, y expresó que la industria debería contemplar que los padres deben cuidar también a sus hijos.

Desde esa perspectiva y en el tema de los padres ausentes, dijo que, sin embargo, todavía existe una gran tragedia en el seno familiar sobre padres que se separan de sus obligaciones y se desarrollan con machismo frente a sus familias, y manifestó que esto también debe recaer en una exigencia contra las autoridades.