En medio de una tormenta de críticas por la crisis económica derivada de la pandemia del nuevo coronavirus que ha infectado a 2,219,119 de COVID-19 y un aluvión de protestas y tensiones antisociales en varias ciudades del país, Tulsa, Oklahoma recibe hoy a Donald Trump con dos protestas y seguidores afines al presidente

El presidente de EU, Donald Trump, reactiva este sábado su campaña electoral con un polémico mitin en Tulsa (Oklahoma) que contradice las recomendaciones de su Gobierno para contener la COVID-19, y en un contexto que le ha merecido nuevas acusaciones de racismo en plena ola de protestas en el país.

En un clima de fuerte tensión, Tulsa se prepara para acoger el mayor acto multitudinario en un espacio cerrado de EU desde que comenzó la pandemia: un mitin en un estadio con capacidad para 19,000 personas que la campaña de Trump planea llenar por completo.

"Ya se están formando largas filas y multitudes en Tulsa. Mi campaña no ha empezado todavía. ¡Empieza la noche del sábado en Oklahoma!", escribió Trump este viernes en su cuenta de Twitter.

Mientras el mandatario empleaba ese tono festivo, el diario local "Tulsa World" comparaba con un "ciclón" los sucesos que se avecinan en la ciudad, donde las tensiones raciales se han mezclado con los temores de que el mitin de Trump empeore la situación sanitaria en un estado que está en pleno pico de contagios de la COVID-19.

 

UN "CICLÓN" EN PLENAS TENSIONES RACIALES EN EU

La fecha y el lugar elegidos por Trump para retomar su campaña de reelección han exacerbado las tensiones raciales que vive Estados Unidos desde el homicidio del afroamericano George Floyd a finales de mayo, que han generado una ola de protestas sin precedentes en todo el país.

El presidente de EU, Donald Trump, reactiva este sábado su campaña electoral con un polémico mitin en Tulsa (Oklahoma) que contradice las recomendaciones de su Gobierno para contener la COVID-19. Foto: EFE

Tulsa fue la sede de una de las peores masacres de afroamericanos de la historia de 1921, cuando murieron hasta 300 negros a manos de grupos blancos; y además, el mitin de Trump se programó originalmente para este viernes, una jornada conocida como "Juneteenth" que conmemora la abolición de la esclavitud en EU.

Numerosos políticos y activistas afroamericanos consideraron esos factores como un guiño de Trump a los supremacistas blancos, y aunque la campaña del mandatario cambió luego la fecha hasta el sábado, no ha logrado borrar la sensación de muchos negros de que estaba insultándolos en plena ola de protestas.

El presidente se ha defendido con el argumento de que no conocía el significado de la fecha de "Juneteenth", y en una entrevista esta semana con el diario The Wall Street Journal, afirmó que fue un agente negro del Servicio Secreto quien le explicó el significado de esa jornada cuando estalló la controversia por su mitin.

 

AMENAZA A LOS MANIFESTANTES

Varios grupos han convocado protestas contra Trump este sábado en Tulsa, y el mandatario no ha dudado en amenazar a los manifestantes, a los que en las últimas semanas ha tachado de "terroristas" sin distinguir entre la mayoría que protesta pacíficamente y la minoría que ha protagonizado disturbios o saqueos.

"A cualquier manifestante, anarquista, agitador, saqueador o escoria que venga a Oklahoma, entiendan esto: no serán tratados como lo fueron en Nueva York, Seattle o Mineápolis. ¡Será una escena muy distinta!", escribió Trump en Twitter la mañana del viernes.

Su advertencia llegó horas después de que el alcalde de Tulsa, el republicano George T. Bynum, anunciara que había recibido informes de que "personas de grupos organizados que han estado involucrados en comportamientos destructivos y violentos en otros estados" iban a "viajar a Tulsa para causar disturbios" cerca del mitin.

Como consecuencia, Bynum declaró un toque de queda nocturno en el centro de la ciudad desde el jueves hasta el sábado, pero este viernes decidió cancelarlo y afirmó que "ya no era necesario", después de hablar por teléfono con Trump.

El mandatario presionó aparentemente a Bynum para que retirara el toque de queda porque esa medida habría obligado a la Policía local a desalojar del centro de la ciudad a las decenas de simpatizantes de Trump que acampan en la zona, en algunos casos desde el lunes, para asegurarse un buen espacio en el mitin.

 

SIN MASCARILLA OBLIGATORIA

La campaña de Trump asegura que ha recibido un millón de solicitudes para asistir al acto, y planea llenar al máximo el estadio de baloncesto donde se celebrará, llamado BOK Center.

Personas caminan por la Greenwood Avenue en Tulsa, Oklahoma donde la consigna "Black Lives Matter" está pintada en la calle. Foto: AP

Ese mitin en un espacio cerrado contradice las recomendaciones de los expertos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EU (CDC), que piden evitar grandes reuniones en persona donde sea difícil mantener al menos dos metros de separación y haya participantes que llegan desde fuera de la localidad.

Sin embargo, la campaña insiste en que esas directrices son "opcionales" y, aunque planea tomar la temperatura a los asistentes y repartirles mascarillas, no les obligará a ponérselas. Además, para acudir al mitin es necesario comprometerse a no demandar al equipo electoral de Trump si uno contrae la COVID-19 en el acto.

Según el diario The New York Times, la campaña programó el mitin en Oklahoma -un estado conservador que no es clave en las elecciones de noviembre- precisamente por su rápido ritmo de reapertura y sus pocas muertes por coronavirus, pero el acto llega en pleno repunte de los contagios, con un récord de 450 nuevos casos el jueves pasado.

 

MIEDO A UNA "SUPEREXPANSIÓN" DEL CORONAVIRUS

La preocupación de que el mitin resulte en un deterioro de la situación sanitaria llevó esta semana a un grupo de residentes y empresarios del barrio afroamericano de Greenwood, situado muy cerca del BOK Center, a demandar esta semana a los gestores del estadio, con el objetivo de evitar la celebración de ese acto multitudinario.

No obstante, el Tribunal Supremo de Oklahoma desestimó este viernes la demanda, lo que allana el camino para la celebración de un mitin que congregará a decenas de miles de personas durante al menos cinco horas -las puertas del estadio se abren mucho antes del discurso de Trump- en un espacio cubierto.

"Estamos en medio de una pandemia", recordó esta semana el director del Departamento de Salud de Tulsa, Bruce Dart, al advertir en una rueda de prensa de que el mitin puede provocar una "superexpansión" del coronavirus en la ciudad. 

 

Trump anuncia el fin del toque de queda en Tulsa antes de su polémico mitin

El presidente de EU, Donald Trump, afirmó este viernes que el ayuntamiento de Tulsa (Oklahoma) cancelo sus planes de imponer un toque de queda nocturno, que habría expulsado del centro de la ciudad a decenas de seguidores del mandatario que acampan desde hace días para verle en un mitin.

El anuncio llegó menos de 24 horas después de que el alcalde de Tulsa, el republicano George T. Bynum, anunciara que implementaría ese toque de queda nocturno cada noche desde el jueves hasta el sábado, cuando Trump protagonizará un mitin multitudinario que desafía las recomendaciones de su propio Gobierno sobre la pandemia.

"Acabo de hablar con el enormemente respetado alcalde de Tulsa, G. T. Bynum, que me ha informado de que no habrá toque de queda esta noche ni la noche de mañana para nuestros muchos simpatizantes que asistirán al mitin de #MAGA (siglas del lema electoral "Hacer a Estados Unidos grande de nuevo"). ¡Disfruten!", tuiteó Trump.

Decenas de simpatizantes de Trump acampan desde el lunes en los alrededores del BOK Center, el estadio cubierto de Tulsa con capacidad para 19,000 personas, en el que tendrá lugar este sábado el primer mitin del mandatario en más de tres meses, desde que comenzó la pandemia de la COVID-19.

El mitin se produce en medio de fuertes tensiones relacionadas con la postura del mandatario ante la ola de protestas contra el racismo que vive EU, y ese clima llevó al alcalde de Tulsa a declarar este jueves una "emergencia civil" en la ciudad.

Bynum aseguró que había recibido informes de que "personas de grupos organizados que han estado involucrados en comportamientos destructivos y violentos en otros estados planean viajar a Tulsa para causar disturbios en los alrededores del mitin".

Trump respondió a esa información con una amenaza a los manifestantes, a los que en las últimas semanas ha tachado de "anarquistas" e incluso "terroristas", sin distinguir entre quienes protestan pacíficamente y los que han participado en los saqueos o disturbios aislados que marcaron los primeros días del movimiento.

"A cualquier manifestante, anarquista, agitador, saqueador o vida triste que venga a Oklahoma, entienda esto: no serás tratado como lo fuiste en Nueva York, Seattle o Mineápolis. ¡Será una escena muy distinta!", escribió Trump en Twitter la mañana del viernes.

Este sábado se esperan al menos dos protestas en Tulsa contra Trump, que generó una fuerte polémica al programar su vuelta a la campaña en esa ciudad, que en 1921 fue escenario de una brutal masacre en la que murieron hasta 300 negros a manos de grupos blancos.

Además, Trump programó el mitin originalmente para este viernes, una fecha muy importante para los afroamericanos y conocida como "Juneteenth", en la que se conmemora la abolición de la esclavitud en Estados Unidos.

Numerosos políticos y activistas afroamericanos acusaron a Trump de guiñar el ojo a los supremacistas blancos al elegir esa fecha y lugar para su mitin, y aunque la campaña del mandatario cambió luego la fecha hasta el sábado, no ha logrado borrar la sensación de muchos negros de que estaba insultándoles en plena ola de protestas.

La Policía de Tulsa había confirmado este viernes que obligaría a los simpatizantes de Trump a desalojar por la noche los alrededores del estadio BOK, en los que han acampado para lograr un buen sitio en el mitin el sábado, pero la presión del mandatario al alcalde pareció surtir efecto para que les dejen quedarse. 

 

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantará que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así­ como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.

EFE

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939. El entonces ministro del Interior, Ramón Serrano Suñer, impulsó la creación de la agencia, en la que participaron activamente: José Antonio Jiménez Arnau, Manuel Aznar Zubigaray y Vicente Gállego.