Coordinadora de los Servicios Educativos en La Laguna, Flor Rentería Medina. Foto: Sandra Gómez
A pesar de los esfuerzos de los maestros y autoridades educativas, no se ha podido tener hasta el momento comunicación con el cien por ciento de los educandos, dijo la coordinadora de los Servicios Educativos

Torreón, Coahuila. – De una población escolar de 62 mil alumnos de primarias federales en La Laguna, se reporta que unos 2 mil no podrán ser evaluados porque los maestros no han tenido comunicación con ellos, reveló la Coordinadora de los Servicios Educativos en La Laguna, Flor Rentería Medina.

A pesar de los esfuerzos de los maestros y autoridades educativas, no se ha podido tener hasta el momento comunicación con el cien por ciento de los educandos, por lo tanto, no se les puede poner una calificación aprobatoria, pero tampoco reprobatoria.

La informó que de acuerdo a los lineamientos que emite la Secretaría de Educación Pública, el maestro podrá evaluar el aprendizaje de sus alumnos hasta que tenga la información de los trabajos y del esfuerzo que están haciendo los alumnos.

Se está evaluando el primer trimestre del ciclo escolar, con todos los trabajos, actividades y evidencias que han solicitado los profesores, con los que podrán asignar una calificación, que puede ser desde un 6 hasta un 10, dependiendo de la calidad de los trabajos.

En el caso de alumnos con los que no ha tejido suficiente comunicación o que no han enviado todos los trabajos solicitados, lo que va hacer el maestro es dejar de asignar una calificación y registrará que no tiene información suficiente para otorgar una calificación aprobatoria o reprobatoria.

Lo que se tiene pensado hacer es que bajando el pico de contagios que se está registrando en la región, tener las condiciones para que los profesores puedan implementar una estrategia de comunicación con los padres de familia y revisar los trabajos escolares que posiblemente los alumnos hicieron en casa.

El esfuerzo de los alumnos y de los padres de familia, sin duda se verá reflejado en una calificación, pero si no hay evidencias, no se podrá evaluar un alumno, sentenció.