Foto: Especial
El Gobierno Federal ha dejado de pagar las becas para los jóvenes que están en el modelo de la educación dual, en el cual los empresarios aportan una parte y el gobierno otra

Más de 300 jóvenes que en Coahuila recibían una beca del Gobierno Federal por cursar la educación dual -práctica en empresas- están a punto de abandonar su preparación porque el recurso económico está detenido, advirtió el director de la Coparmex región Sureste, Miguel Monroy Robles.

“El tema de las becas que tienen que ver con la educación media superior está parado. Sabemos que con la transparencia y el combate de la corrupción se han detenido algunas cosas, pero no puedes cortar de inmediato algunas esto”, expresó Monroy, que es el enlace de los empresarios con el sector educativo.

El Gobierno Federal ha dejado de pagar las becas para los jóvenes que están en el modelo de la educación dual, en el cual los empresarios aportan una parte y el gobierno otra, para que el joven obtenga algo muy similar al sueldo mientras trabaja y aprende.

“Era un programa que estaba vivo, dando resultados. No pueden borrarlo de un plumazo porque es una modalidad. Hay un acuerdo secretarial para las becas y en ese acuerdo se declara la educación dual como una modalidad académica formal”, señaló.

Explicó que la educación dual, en donde el joven aprende haciendo prácticas en una empresa, ya no es una moda, ni tampoco un proyecto, sino una modalidad de educación por acuerdo.

El sector empresarial está preocupado por la decisión tomada por el Gobierno Federal de cancelar las becas, y los alumnos están de igual manera desconcertados y a punto de abandonar la educación porque ahora les resulta incosteable aprender trabajando.

“Cómo nos ponemos a exigirle disciplina a un alumno cuando nosotros mismos les estamos quedando mal”, cuestionó Monroy, “porque fue algo que les prometimos y de repente lo deja de recibir. No sólo los alumnos que acaban de entrar en junio del año pasado, porque no han recibido nada, y los que entraron hace un año empezaron a recibirlo y de repente se les quitó”. Y mientras aumenta la tasa de abandono de la educación dual en el nivel medio superior  y el Gobierno Federal dejó de depositar dos mil pesos mensuales a cada alumno, los empresarios siguen aportando una parte igual que les corresponde.