Foto: Jetza Muzquiz
El problema no se solucionó ayer, esperan autoridades se lleguen a acuerdos.

Varias madres y padres se plantaron a protestar frente a la primaria Miguel Hidalgo, por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos y el supuesto maltrato de la directora a padres de familia y alumnos.

No obstante, como Brenda Verónica Puebla Almaguer, directora del plantel, no salió a hablar, los quejosos colocaron una cadena en el portón principal, impidiendo la salida de los alumnos.

Todo esto ocurrió cerca de la 13:00 horas, cuando las alarmas se encendieron entre autoridades escolares y municipales debido al incidente en el plantel, el cual se ubica sobre la calle Pedro Ampudia, en la colonia Guayulera, a un costado del parque de beisbol Abraham Curbelo.

La gota que derramó el vaso fue el accidente que sufrió uno de los estudiantes el pasado viernes, cuando se encajó unas varillas en la pierna al jugar cerca de una obra que está suspendida dentro de la institución.

 

Foto: Jetza Muzquiz

Según los padres de familia, no es el primer accidente, pues han contado seis casos desde que la construcción de un techo para el patio principal arrancó en enero de 2018, acusando de que ni la directora ni los profesores ayudaron al lesionado.

Además, acusaron de que este año, así como el año pasado, se les cobró una cuota que aprobó la junta directiva de la escuela, dinero que no saben a dónde se ha ido o en qué se
está invirtiendo.

Se supone que (la obra) iba a estar concluida para junio (de 2018), pero ahí sigue sin avance, pero la directora dice que ya pagó el 82 % al arquitecto, pero hace días nos dijeron en una junta que se va a cancelar la obra” comentó una madre de familia que pidió el anonimato.

APARECE LA POLICÍA
Aunque la Policía Municipal apareció, así como inspectores de zona de la Secretaría de Educación (SEDU) para intentar mediar, los padres de familia – encabezados por la mamá del niño que sufrió el accidente – dialogaron a puerta cerrada con la directora, sin llegar a un acuerdo.

“Queremos que se haga algo ante tanto abuso, que se sepa lo que desde hace ya dos años esta persona (la directora Brenda) hace en esta escuela y que se den cuenta que no está preparada para ese cargo” concluyeron los padres de familia.