Foto: Especial
Jorge Humberto Martínez golpeó a su novia, pero ésta no lo denunció; después mató a Campira Camorlinga

Meses antes de asesinar a Campira Camorlinga Alanís en su vivienda de la colonia Santo Domingo, en Coyoacán, Jorge Humberto Martínez Cortés golpeó a otra mujer que era su novia y quien no quiso denunciarlo ante las autoridades.

Ella sobrevivió a su ataque y su testimonio ahora es clave para las autoridades para conocer más sobre el presunto homicida, quien está prófugo.

La raparon

Campira fue encontrada sin vida en su vivienda el 31 de diciembre pasado. En un primer momento se creyó que su muerte había sido accidental por una fuga de gas, pues la llave de la estufa estaba abierta cuando la encontraron.

Sin embargo, sus familiares se dieron cuenta que presentaba una lesión en el rostro y moretones en los brazos; además estaba rapada, algo que les llamó la atención, pues su cabello era lo que más cuidaba.

La autopsia concluyó que murió por asfixia por estrangulamiento. La grabación de una cámara mostró que ese día llegó a la vivienda Jorge Humberto Martínez, quien salió horas después llevándose sus pertenencias.

Al hacer público el caso en redes sociales, los familiares de Campira se enteraron que el sospechoso había sostenido una relación con otra joven, que fue encontrada muerta en condiciones parecidas a las de Camorlinga Alanís. 

Esa muerte ocurrió en el 2014 y los dictámenes periciales de la Procuraduría capitalina apuntan a que sí se trató de un suicidio, aunque el caso continúa bajo investigación.

En el perfil de Facebook del presunto homicida hay varias fotos con Camorlinga Alanís, también imágenes de la novia que supuestamente se suicidó.