Preocupó que el amoniaco contaminara la cabina. AP
La gran cantidad de amoniaco que salió de la primera manguera preocupó a Control de Misión de que algunas de las láminas blancas congeladas podrían haberse quedado en sus trajes

FLORIDA, EU.- Dos astronautas que realizaron una caminata espacial tuvieron que tomar medidas extras de precaución el sábado ante la posibilidad de que sus trajes quedaran impregnados de amoniaco tóxico del sistema de enfriamiento externo de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Victor Glover y Mike Hopkins no tuvieron problemas para retirar y descargar un par de viejos cables a fin de retirar los rastros de amoniaco que pudieran seguir en las líneas. Pero la gran cantidad de amoniaco que salió de la primera manguera preocupó a Control de Misión de que algunas de las láminas blancas congeladas podrían haberse quedado en sus trajes.

Al tiempo que la caminata espacial de cerca de siete horas llegaba a su fin, Control de Misión indicó a los astronautas que ya habían pasado el tiempo suficiente expuestos a la luz solar para eliminar cualquier residuo de amoniaco que haya estado en sus trajes. De hecho, una vez que Glover y Hopkins regresaron al interior de la estación espacial, sus compañeros dijeron que no podían oler el amoniaco pero aún así utilizaron guantes mientras manipulaban los trajes.