Hasta ahora la Fiscalía de Nuevo León está concluyendo con las pruebas periciales sobre el homicidio y la mecánica que fue empleada para perpetrarlo. ARCHIVO
El Fiscal reiteró que el móvil del caso dio inicio con un robo que en el que presuntamente habría tenido colaboración de la empleada doméstica, además de cuatro hombres

Los criminales que privaron de la libertad y asesinaron a Marisa Valdés, le tendieron una trampa para engañarla con la renta de una cabaña, informó la Fiscalía General del Estado.

Durante una rueda de prensa, Gerardo Márquez Guevara, titular de la FGE, detalló que en la mecánica de los hechos, Marisa habría sido engañada por la empleada doméstica, quien tenía un mes laborando para ella, con rentarle una cabaña en Arteaga, pues fue en el camino a dicho lugar que fue interceptada.

El Fiscal reiteró que el móvil del caso dio inicio con un robo que en el que presuntamente habría tenido colaboración de la empleada doméstica, además de cuatro hombres. De ellos, hay tres detenidos que fueron encontrados cerca del ejido Puerto México en el límite de Coahuila y Nuevo León.

“Una persona no tiene autoría material, porque no estaba en el lugar donde se le privó de la vida, pero sí estuvo en el lugar de la sustracción. No se alcanzó a solicitar ningún rescate”, dijo Márquez al aclarar que el caso sería clasificado como privación de la libertad y de la vida.

El Fiscal de Coahuila informó que hasta ahora la Fiscalía de Nuevo León está concluyendo con las pruebas periciales sobre el homicidio y la mecánica que fue empleada para perpetrarlo, sin embargo, el caso será judicializado en Coahuila

“Preliminarmente sabemos que le fueron inferidas lesiones por arma punzocortante, estamos esperando la causa concluyente que será la definitiva a través de la necropsia que se está desarrollando en Nuevo León”, expresó.

Anoche, trascendió que la casa de Marisa había sido asegurada en búsqueda de más pruebas.