Las entradas serán reembolsadas a los aficionados/ AP
La competencia se llevará a cabó el próximo 22 de marzo

El Circuito Internacional de Bahrein anunció este domingo que el Gran Premio de Fórmula 1, previsto para el próximo 22 de marzo, finalmente se disputará a puerta cerrada como medida preventiva para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que ha llevado a la cancelación de varios eventos en el golfo Pérsico.

"Tras consultarlo con nuestros socios internacionales y el grupo de trabajo nacional de salud del reino, Baréin tomó la decisión de celebrar el Gran Premio de este año como un evento exclusivo para participantes", anunció este domingo la organización en un comunicado.

En la nota, el Circuito Internacional pidió disculpas a todas las personas que tenían intención de visitar el pequeño país árabe para ver la F1 y aseguró que el evento será televisado para "garantizar que ni el deporte ni su base de seguidores se vean afectados de manera indebida".

Según la agencia oficial de noticias de Baréin BNA, la decisión de celebrar el evento a puerta cerrada fue tomada el príncipe heredero del reino, Salman bin Hamad Al Jalifa, para "proteger la salud pública de los ciudadanos y residentes".

Hasta el momento, en Baréin se han detectado al menos 63 casos del nuevo coronavirus, según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ha suspendido eventos internacionales, ha cerrado las escuelas y ha suspendido vuelos a algunos de los países más afectados por la epidemia.

"Las medidas agresivas de distanciamiento social han aumentado aún más la eficacia de prevenir la propagación del virus, algo que claramente sería casi imposible de mantener si la carrera hubiera continuado según lo planeado", alegó la organización en el comunicado.