Foto: Twitter
Las autoridades del WiZink Center emitieron un comunicado en el que aclararon que el evento se llevó a cabo con todas las medidas sanitarias correspondientes

El cantante español Raphael ofreció este sábado un concierto al interior de un pabellón multiusos con una asistencia de 5 mil asistentes, lo que ya está causando polémica y críticas contra el artista debido a su insensibilidad con el COVID-19.

Y es que el cantante ofreció un concierto en Madrid cuando esa ciudad es de las más azotadas por la pandemia de COVID-19 en España, lo que ha causado que miles de usuarios de redes sociales le reclamen al artista por su espectáculo.

Fueron las autoridades del WiZink Center, donde cantó el artista internacional, quienes emitieron un comunicado en el que aclararon que el concierto se llevó a cabo con todas las medidas sanitarias correspondientes.

De hecho, los organizadores del concierto de Raphael explicaron que también se duplicó el espacio obligatorio entre butacas para descartar cualquier peligro latente de contagio en tiempos de pandemia.

Con el comunicado, el WiZink Centert busca justificarse ante la polémica generada en las redes sociales sobre la decisión de celebrar un evento multitudinario en un espacio cerrado cuando se acaban de limitar las reuniones familiares de Navidad a seis personas de dos núcleos diferentes.

El centro asegura que “se abrió para la ocasión extremando las medidas de seguridad sanitaria para iniciar así la recuperación de la música en vivo, trasladando a la sociedad el mensaje de que la cultura es segura”.

Incluso, también está previsto que el concierto, dedicado a los 60 años de carrera del cantante, se repita hoy en el mismo lugar.

Por su parte, la presidenta regional de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también aseguró a la prensa que el espectáculo se celebró con “todas las medidas de seguridad”, aunque anunció que, si sube la incidencia del coronavirus, “se suspenderán todos los eventos de las mismas características”.

(Con información de Reporte Índigo)