Herido. José Alonso Díaz terminó en el Hospital General. / Jetza Múzquiz
De nada le valió tener los arneses de seguridad bien puestos, pues el problema fue un instrumento de trabajo defectuoso

Mientras trabajaba cambiando y reparando unas líneas telefónicas, un trabajador de la empresa Telmex sufrió un accidente que lo dejó malherido, luego de que la escalera que utilizaba se dañara, cayendo de una altura considerable. 

De nada le valió tener los arneses de seguridad bien puestos, pues el problema para José Alonso Díaz Romero, de 33 años, fue un instrumento de trabajo defectuoso, lo que lo condujo a terminar lesionado y en una camilla de hospital.

 

Fue cerca de la 1:30 de la tarde de ayer que se presentaron los hechos en Sierra de Arteaga y Ramón Corona, en la colonia Zapalinamé, donde los trabajadores de la empresa telefónica estaban arreglando las líneas de unos negocios.

José trabajaba en lo alto de una escalera metálica y era asistido por un compañero, sin embargo, la escalera ya se encontraba muy deteriorada y no apta para el trabajo rudo, por lo que terminó cediendo al no soportar el peso.

 

La caída fue de aproximadamente tres metros de altura, resultando con algunos golpes que ameritaron su traslado al Hospital General, realizado por paramédicos de la Cruz Roja que acudieron para valorar a la víctima.

 

En otro caso, al hospital fue a parar un joven motociclista que, debido a las prisas, intentó ganarle al semáforo y terminó atravesándosele a otro coche que tenía su luz verde, resultando con una fractura en su pierna que requirió atención médica de urgencia.  

Los hechos se registraron alrededor de las 12:30 de la tarde en el cruce del bulevar José Musa de León y Medardo de la Peña, a un costado de la Universidad Autónoma del Noreste, al norte de la Ciudad.