Foto: Especial
Google sufre de un severo caso de decir una cosa y en las sombras, hacer otra

De acuerdo a The Guardian, detallan que Google, a pesar de clamar ser carbono neutral y con una agenda pro ecología, ha entregado gigantescas sumas de dinero a organizaciones negacionistas del cambio climático.

Entre ellas está la SPN, una organización que cubre y da fondos a otras más pequeñas, como el Instituto Heartland, que han sido de los principales detractores de las ideas y proyectos presentados por Greta Thunberg.

 

También está la CEI y la American Conservative Union, una organización que ha nadado constantemente en contra de la regulación climática contra las empresas contaminantes y los cambios políticos en general que rodean proyectos en torno al cambio climático.

Además entrega dinero al Cato Institute, constantes opositores a la legislación y al Mercatus Center, un grupo que está en contra del Tratado de París y el "legado destructor de los Obama". La lista suma y sigue, y para ser una empresa que se declara "ecológica", la lista es bastante grave. Google sufre de un severo caso de decir una cosa y en las sombras, hacer otra.

Con información de Fayer Wayer