AP
La Furia Roja comenzó la Eurocopa en falso, mereció ganar en Sevilla, pero su alarmante falta de contundencia les cobró caro

Las ocasiones iban y venían, pero tanto España como Suecia no concretaron ninguna. España monopolizó la posesión —en un 75 por ciento— y estuvo más cerca de remecer las redes del arco rival, pero los suecos se sostuvieron para empatar 0-0 en el Campeonato Europeo.

“Hemos sido muy superiores a un rival que se ha cerrado atrás y hemos controlado completamente el partido intentando generar el máximo de ocasiones ante un rival fuerte físicamente”, declaró el técnico español Luis Enrique. “Hemos tenido las suficientes para llevarnos la victoria, pero ha fallado que no hemos materializado esas ocasiones, es algo tan evidente que lo hemos visto todos”.

Suecia tuvo sólo un puñado de oportunidades en el estadio de la Cartuja, pero fueron algunas de las más peligrosas.
Alexander Isak, quien juega para la Real Sociedad en España, estrelló un remate en el poste luego de que el balón lo desvió el zaguero español Marcos Llorente.

Al inicio de la segunda mitad, Marcus Berg llegó a colocarse dentro del área con el balón en su camino, pero falló el tiro.

Álvaro Morata tuvo la mejor ocasión de la Roja antes de Isak, pero el atacante de la Juventus disparó desviado cuando el arquero Robin Olsen quedó como el último hombre a vencer dentro del área. Olsen también fue providencial al tapar un cabezazo a boca de jarro del suplente Gerard Moreno a los 90 minutos.

España mantuvo la presión hasta el final, pero con poca puntería.

En el otro partido del Grupo E, Eslovaquia derrotó 2-1 a Polonia en San Petersburgo.