Carlos Salinas de Gortari, expresidente de México | Foto: Especial
El Priísta tenía aspiraciones mayores, señalan los documentos

CDMX.- En 1978, 10 años antes de que Carlos Salinas de Gortari fuera electo como Presidente, agencias de inteligencia del Estado mexicano comenzaron a espiarlo y a reportar cada una de sus actividades en informes confidenciales. En diciembre de 1984 advirtieron que el priista tenía “aspiraciones mayores”.

En los expedientes que la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y de Investigaciones Políticas y Sociales (IPS) hicieron del extitular del Ejecutivo federal se detalla que cuando llegó a ser subdirector General de Planeación en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en marzo de 1978, iniciaron los reportes de inteligencia.

En la caja 98 y 99, ubicadas en las galeras del Archivo General de la Nación (AGN), más de mil fojas informan prácticamente de todas sus actividades, desde actos oficiales como secretario de Programación y Presupuesto; viajes nacionales e internacionales hasta reportes que indican que, junto a su esposa e hijos, usaban el avión presidencial para viajar a Ixtapa-Zihuatanejo y alojarse en una casa del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para disfrutar de las  vacaciones de verano.