Foto: Tomada de Internet
Jefes del narco y políticos como invitados, protegidos por un fuerte círculo de seguridad, así fue la unión entre la reina de belleza y el capo criminal

Emma Coronel Aispuro no está casada legalmente con Joaquín 'El Chapo' Guzmán, pero todos saben que es la última esposa del capo más famoso.

La ex reina de belleza de la Feria del Café y la Guayaba, organizada por el municipio de Canelas, Durango; conoció al narcotraficante cuando tenía 16 años y dos años después se confirmó que formalizarían su relación.
 
En el libro 'Los señores del narco', de la escritora Anabel Hernández, se filtró que al festejo se invitó a capos de los cárteles de las drogas más importantes del país y a políticos de todos los partidos.
 

Habían pasado ya cinco años de la guerra entre Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, y su “Federación”, contra el Cártel del Golfo y su brazo armado, Los Zetas.

Desde que se había escapado del penal de Puente Grande, en Jalisco, el 18 de enero de 2001, apenas en ese día de julio de 2007, Guzmán Loera pudo dedicarle unos momentos a su vida personal, por lo que decidió formalizar su relación con Emma CoronelAispuro.

 

Te puede interesar
Foto: Tomada de Internet

Emma es hija de Blanca Estela Aispuro e Inés Coronel Barrera, aquel verano de 2007 tenía apenas 18 años y gracias a su belleza heredada por su madre, se coronó como Reina de Belleza de la Feria del Café y la Guayaba, la cual se celebra cada año en el municipio de Canelas, Durango.

Coronel Aispuro es familiar de Ignacio “Nacho” Coronel, uno de los fundadores y pieza clave en el Cártel de Sinaloa, llamado “El Rey del Cristal” por ser el pionero en el tráfico de metanfetaminas.

“Nacho” Coronel fue fundador, también, de los “Matazetas”, brazo armado que, junto otros grupos dentro de la organización de Sinaloa, formaron a la postre el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El bastión de “El Rey del Cristal” era Durango, donde fungió como anfitrión de la bodade “El Chapo” y Emma, para ser específicos en el municipio de Canelas.

 

El término boda es un decir, puesto que no se podía casar oficialmente, porque todavía seguía en matrimonio con María Alejandra, su primera esposa, pero si fue un evento en el que se formalizó la unión entre Coronel Aispuro y Guzmán Loera.

De acuerdo con la periodista Anabel Hernández, en su libro “Los señores del narco”, al festejo acudieron los capos más cercanos a “El Chapo”.

Entre ellos, Ismael “El Mayo” Zambada, quien actualmente es señalado como el líder máximo del Cártel de Sinaloa y uno de los más buscados por las autoridades mexicanas y estadunidenses.

Foto: Tomada de Internet

También fue invitado Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, considerado un consigliere en el mundo del narco. Trabajó en el Cártel de Guadalajara, posteriormente con Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos”, y tras su muerte se unió a Guzmán Loera, Zambada y Coronel para formar el Cártel de Sinaloa. Actualmente se presume muerto, pero dicho dato no ha sido confirmado. 

No podían faltar sus primos los Beltrán Leyva: Marcos Arturo “El Barbas”, Alfredo “El Mochomo”, Héctor “El H” y Carlos.

Arturo Beltrán Leyva había ayudado a Guzmán Loera a subir dentro del Cártel de Guadalajara y posteriormente con “El Señor de los Cielos”.  

Cuando Carrillo Fuentes murió, su hermano Vicente Carrillo quedó en el mando de la organización, los Beltrán Leyva ayudaron a que “El Chapo” y “El Viceroy” se aliaran, sin embargo, la unión pereció y los Beltrán Leyva se quedaron en el lado de Joaquín,con quien también rompieron tras la supuesta traición del Guzmán Loera.

No sólo narcotraficantes fueron invitados, en la boda también aparecieron políticos.

 

El panista Rodolfo Dorador fue uno de los invitados señalados. Anabel Hernández asegura que el blanquiazul no lo niega y ante quien lo reprocha, él responde: “¿Y qué? Fox también se sentaba con El Chapo”, en referencia al expresidente Vicente Fox.

 

 

Foto: Tomada de Internet

Otros criminales que asistieron hasta el lejano poblado duranguense fueron sus primos; Marcos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos Beltrán Leyva.
 
Hernández señaló que a la fiesta también acudieron funcionarios como Rodolfo Dorador, político panista; Alfredo Higuera Bernal, entonces procurador de Sinaloa y en 2016 se nombró fiscal del caso de Ayotzinapa.
 
Según el libro, estuvieron en la lista de invitados los entonces gobernadores de Sinaloa y Durango, Jesús Aguilar Padilla e Ismael Hernández, respectivamente.
 
Guzmán Loera y Coronel Aispuro pactaron su amor ante sus familiares, amigos y socios, relación que se ha mantenido durante más de once años, a pesar de las supuestas infidelidades del narco. 

Como es común en cualquier tipo de reunión organizada por los capos de la droga, la fiesta fue larga, esto pese a que Guzmán Loera no quería que la boda se diera a conocer.

Foto: Tomada de Internet

El alcalde de Canelas, donde sucedió la boda, Francisco Javier Cárdenas Gamboa, sufrió un atentado en la capital de Durango, el 22 septiembre del 2007,

Al día siguiente, Reynaldo Jiménez García, es secretario de ayuntamiento de Canelas y dirigente municipal del PAN, fue levantado y no se supo más de él.

Así se unieron Emma Coronel, de 18 años, y Joaquín Guzmán, de 53 años.

De varias de las mujeres que se la ha conocido al capo criminal, Coronel es la que sigue con él desde su unión.

Incluso, ella es la que ha denunciado las torturas y afectaciones psicológicas de las que Guzmán Loera ha sido víctima desde su extradición a Estados Unidos.