Bajo el título "Ramses: Soberano divino en el Nilo", el museo regional de Karlsruhe "Badische Landesmuseum" presentó hoy la exposición en Alemania. Foto: Internet
Entre los objetos principales de la muestra se encuentran dos estatuas del faraón más grandes que el tamaño original de Ramsés II, procedentes de Turín.

Apenas ningún otro gobernó tanto tiempo, fue tan poderoso y tuvo tantos hijos: Ramsés II vivió hace 3,300 años y fue uno de los faraones egipcios más importante. Ahora, el creador del templo de Abu Simbel tendrá la mayor exposición individual organizada hasta el momento en Alemania.

Bajo el título "Ramses: Soberano divino en el Nilo", el museo regional de Karlsruhe "Badische Landesmuseum" presentó hoy la exposición en la que se mostrará a partir del sábado la vida y obra del célebre faraón.

Hasta el próximo 18 de junio, los visitantes podrán contemplar cerca de 260 obras expuestas de primera categoría procedentes de 30 museos europeos, algunas de las cuales es la primera vez que se muestran en Alemania. De acuerdo con el museo de Karlsruhe, es al mismo tiempo la mayor muestra desde la exposición de Ramsés en París hace ya 40 años.

Entre los objetos principales de la muestra se encuentran dos estatuas del faraón más grandes que el tamaño original de Ramsés II, procedentes de Turín y Estrasburgo que dejan patente el poder del gobernante a orillas del Nilo.

Asimismo, entre otras cosas, se podrá ver un busto de Ramsés de yeso del Museo Egipcio de Berlín y un puño de varias toneladas de peso del Museo Británico de Londres.

Junto con estelas, diminutos escarabajos de la suerte, relieves y objetos de la vida cotidiana la exposición muestra una reconstrucción de la famosa capital de Ramsés Pi-Ramsés. Sólo el Museo Louvre ha prestado para la exposición 50 objetos.

Ramsés II (1.303 hasta 1.213 antes de Cristo) vivió hasta casi los 90 años, gobernó 66 años y tuvo 100 hijos. Después de numerosas guerras condujo a su país al florecimiento económico en un largo periodo de paz. Cerró el primer tratado de paz de la historia mundial conocido, del que se conservan fragmentos de una copia hitita en escritura cuneiforme y que se puede ver en Karlsruhe.