Protesta. “Vivo lo queremos”, gritaban familiares del secuestrado en una marcha. / El Universal
Se pagó el rescate, pero el joven no regresó a casa

CDMX.-  A unas horas de que se cumplan tres días del secuestro de Norberto, sus familiares y compañeros de la universidad decidieron marchar en las calles de Tlalpan para exigir que el joven, de 22 años de edad, reaparezca.

Fueron más de 100 personas vestidas con blusas y playeras blancas, sosteniendo letreros con el nombre del estudiante originario de Delicias, Chihuahua.

Su madre, Norelia, fue quien encabezó la caminata sobre la avenida Transmisiones, a las afueras de la Universidad del Pedregal, donde su hijo fue visto por última vez.

Todos gritaban consignas ya conocidas como “¡Vivo lo queremos!” y también oraban en una sola voz.

En ese momento, Norelia cayó al suelo debido al malestar causado por el llanto, la tristeza y la desesperación por encontrar su hijo.

Durante el recorrido, los manifestantes decidieron hacer un bloqueo en avenida Acoxpa. Nadie pasaría hasta que la Procuraduría capitalina aceptara una reunión.

La madre del universitario habló, pidió a Ernestina Godoy, titular de la dependencia, que se hiciera lo posible para encontrar a Norberto.

“Le pido a ella, no como procuradora, sino de madre a madre, que por favor agilice las cosas, que ella tiene ese poder... Para encontrar a mi hijo con vida”.

OPTARON POR PAGO

La Procuraduría capitalina realiza la ubicación de la geolocalización del teléfono celular de Norberto Ronquillo, quien fuera secuestrado el pasado martes y por quien sus familiares pagaron su rescate.

Ernestina Godoy, titular de la PGJ, señaló que la investigación se inició al día siguiente de la desaparición del estudiante de la Universidad Pedregal, pero que fue detenida a petición de los mismos familiares.

“Llegó un familiar, presentó la denuncia en la Fiscalía Anti Secuestro, nosotros ya íbamos a entrar y decidió desistirse”, dijo.