Especialistas piden a López-Gatell que obligue el uso del cubrebocas. CUARTOSCURO
Presentado por el rector de la UNAM, Enrique Graue, y el Asesor Internacional de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud, Jean-Marc Gabastou, dieron dos principales recomendaciones

CDMX.- Especialistas y representantes de instancias internacionales proponen un cambio urgente en la estrategia del gobierno federal para enfrentar la pandemia. Recomiendan el uso estricto de cubrebocas en la cúpula del poder, la ampliación de pruebas de antígeno para la detección oportuna de COVID-19, la revisión y el fortalecimiento del sistema de alerta epidemiológica y la vacunación universal de todo el personal sanitario, eliminando la división “COVID” y “no COVID”.

Y es que, tal como informa el semanario Proceso, 11 meses de que se presentó en México el primer caso de coronavirus, es el tercer país con mayor número de muertes y uno de los peores del mundo para enfrentar la pandemia: se encuentra en el penúltimo lugar de 98 naciones en el Índice de Rendimiento del manejo sanitario elaborado por el Instituto Lowy, de Australia.

Los expertos redactaron un documento que confronta la respuesta que el gobierno mexicano implementó para enfrentar la pandemia entre febrero y marzo.

Dicho escrito presenta algunas recomendaciones que el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, desestimó durante el inicio de la pandemia, pero que ahora se ha comprometido a revisar.

Con las cifras disponibles hasta el pasado sábado 9 de enero, el Instituto Lowy coloca a México en el lugar 97 del ránking con una puntuación promedio de 6.5, sólo por encima de Brasil que suma un promedio de apenas 4.5 puntos. Los dos países mejor calificados son Nueva Zelanda con 94.4 puntos y Vietnam con 90.8.

Por lo que se refiere a la mortalidad acumulada, México regresó el pasado jueves 28 al tercer lugar de la lista, superando a la India, el segundo país más poblado del mundo.

EL PODEROSO CUBREBOCAS

Presentado por el rector de la UNAM, Enrique Graue, y el Asesor Internacional de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud, Jean-Marc Gabastou, dieron dos principales recomendaciones contenidas en el documento denominado “Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de COVID-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos”, apuntan directamente a los aspectos más controvertidos de la estrategia gubernamental: el número de pruebas realizadas y la protección que brinda el cubrebocas.

Contrario a lo que López-Gatell dijo en algún momento, “el uso de cubrebocas debe ser obligatorio y, ante la discusión de cómo poder balancear su uso como protector ante otras medidas de contención, que son inclusive indispensables para disminuir la transmisión al igual que le distanciamiento social y la higiene de manos, se hace énfasis en que toda la medida es necesaria”, dijo Graue.

LOGROS MICROSCÓPICOS

Entre julio y agosto de 2020, el subsecretario de Salud llegó a decir que la estrategia del Gobierno federal para contener la pandemia había resultado un éxito, ya que no se habían registrado escenas dramáticas como la muerte de personas en la calle.

Samuel Ponce de León, coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus, destaca que con el desconfinamiento paulatino la infección por el COVID-19 siguió creciendo y el sistema de salud comenzó a saturarse debido al creciente número de personas enfermas.

Agregó que la reconversión hospitalaria de 2 mil a 10 mil camas para la atención de personas con COVID-19 “no pudo garantizar la calidad de atención”, debido a que faltó personal sanitario “con conocimientos y experiencia”. Con información de Proceso