Deceso. Gustavo perdió una pierna y la vida cuando se encontraba recolectando fierros, la noche del pasado sábado. Ulises Martínez
Familiares lo encontraron sin vida sobre las vías, en el ejido Paredón

RAMOS ARIZPE.- Un joven de oficio chatarrero perdió la vida en las vías del ferrocarril al ser arrollado por este en el transcurso de la noche del sábado, en el ejido Paredón.

Fueron los familiares quienes, cerca de las 21:00 horas, lo encontraron al salir a buscarlo, pues no había regresado en toda la noche; le habían dado lonche para ir hasta donde se detienen los trenes para sacar la chatarra y posteriormente venderla.

Desafortunadamente, la mole de acero a la que había acechado comenzó a moverse antes de que Gustavo B., de 22 años, cómo fue identificado, pudiera descender de esta y al dar un mal paso cayó en las vías en el camino del ferrocarril.

Al localizarlo ya sin vida y cercenado de la pierna derecha, dieron aviso a las autoridades de la Policía Municipal, llegando en pocos minutos los ofíciales al sitio, así también personal de bomberos de Ramos Arizpe arribaron para confirmar el deceso.

Se aseguró el área con cinta de seguridad en espera del personal de la Fiscalía General del Estado, para que se tomara conocimiento del accidente y llevar las investigaciones pertinentes para determinar las probables causas del deceso.

Una vez que se realizaron las diligencias pertinentes se procedió a realizar el levantamiento del cadáver y su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) donde se realizará la necropsia de ley.