El pasado viernes 29 de junio el ex mandatario estatal de 99 años fue hospitalizado debido a un cuadro de neumonía

Mazatlán.- Poco antes de las 12:00 horas, el exgobernador de Sinaloa, Antonio Toledo Corro falleció hoy en la ciudad de Mazatlán, a los 99 años, debido a diversas complicaciones en su salud, entre ellas un cuadro de neumonía.

El ex mandatario estaba hospitalizado desde la tarde del pasado viernes 29 de junio, en un hospital privado del puerto, donde ha tenido su residencia durante las últimas décadas.

Foto: El Debate

Igualmente, se  mencionó que el ex mandatario un Evento Cerebral Vascular (EVC). 

Antonio Toledo Corro (99 años) nació en Escuinapa el 01 de abril de 1919 y fue alcalde de Mazatlán en el trienio 1959 – 1962 y gobernador de Sinaloa en el sexenio de 1981 a 1986.

Toledo Corro, su origen y el legado a Sinaloa

Antonio Toledo Corro nació en Escuinapa de Hidalgo, cabecera del municipio, el 01 de abril de 1999. Sus padres fueron don Natividad Toledo y Francisca Corro Jiménez, que además de Antonio, tuvieron otros 8 hijos.

Desde temprana edad, el pequeño Antonio se sumó al trabajo con su padre, tanto en largas jornadas en el campo, cuidado de ganado e incluso en minería. De acuerdo a algunos biógrafos, la familia era próspera, aún así, Antonio se involucró en venta de panes, golosinas, arreador de ganado, entre otras.

Antonio Toledo Corro fue diputado durante el sexenio del gobernador Enrique Pérez Arce, y compartió su labor legislativa junto a Leopoldo Sánchez Celis. Ambos fueron opositores desde el Congreso al gobernador Pérez Arce.

Tras su paso por el Congreso del Estado, Antonio Toledo Corro regresó a Mazatlán y estuvo varios años atendiendo su negocio ‘Tractores de Occidente’ y en la dirección de un periódico de la época. 

Ya establecido en el puerto, fue favorecido por el entonces gobernador del Estado, Gabriel Leyva, para que fuera candidato a la presidencia municipal de Mazatlán, cargo que ocuparía en el periodo 1960 – 1962, pero con concluyó el cargo, al buscar el puesto de gobernador de Sinaloa.

Su trabajo al frente de la presidencia municipal fue destacado por el mismo presidente de la república de entonces, Adolfo Lopez Mateos, que visitó tres veces Mazatlán durante el gobierno toledista y en una de sus visitas, al inaugurar lo que hoy es la colonia Adolfo López Mateos, Lopez Mateos e refirió a Toledo Corro como el mejor presidente municipal del país.

El intento de llegar a la gubernatura de Antonio Toledo Corro falló, y lo puso en contra de su aliado más cercano, Antonio Sánchez Celis, con quien había acordado primero ser él gobernador y posteriormente apoyar con todo las aspiraciones de Toledo.

Finalmente, Antonio Toledo Corro accedió a la gubernatura en el periodo 1980 – 1986, periodo en el que se le atribuye haber transformado positivamente las cabeceras municipales de Escuinapa, Rosario, Mazatlán, Salvador Alvarado, Guasave, Ahome y Angostura, principalmente.

En su gobierno se hizo la carretera Mar de Cortés, conocida como ‘La Costera’, que unió a Culiacán y Guasave e interconectando a Mocorito, Salvador Alvarado y Angostura. La obra de más de 21 mil millones de pesos de la época, fue muy criticada, por considerarse innecesaria.

Durante su gobierno, dragó los esteros de Rosario y Escuinapa, generando incrementos de 500 por ciento en la producción de camarón. En su gobierno se fundó la Comisión Constructora de Sinaloa, que inicialmente abarató y agilizó la obra pública en toda la entidad.

En su administración se dio un fuerte impulso a la educación, principalmente reforzando la educación secundaria. Además en su sexenio se crearon la Universidad de Occidente y el Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa (Cobaes).