foto: internet
El cineasta italiano Bernardo Bertolucci admitió que la violación que se ve en la recordada cinta fue real, ya que la secuencia había sido realizada sin el consentimiento de la actriz, Maria Schneider

“Quería su reacción como niña, no como actriz”, con estas palabras el cineasta Bernardo Bertolucci explica sus motivos para realizar una escena de violación real en su película “El último tango en París” (1972). En la cinta, protagonizada por Marlon Brando y Maria Schneider, el actor abusa de la joven intérprete, quien en esa época tenía 19 años.

“No quería que Maria interpretara su humillación y su rabia, sino que quería la sintiera. Los gritos… ‘¡No, no!’. Después de eso me odiaría toda su vida”, añadió Bertolucci en una entrevista que concedió a Cinemateca francesa en 2013, pero que este fin de semana resurgió en diversos medios de Estados Unidos.

La macabra confesión del cineasta causó repudió en las figuras de Hollywood, quienes utilizaron las redes sociales para demostrar su rabia ante este hecho.
 

“Para todos aquellos que aman la película, están viendo cómo una joven de 19 años es violada por un hombre de 48 años. El director planeó el ataque. Me siento asqueada”, declaró Jessica Chastain (Interestelar) en su cuenta de Twitter.

Lo mismo hizo la actriz de “Westworld” Evan Rachel Wood, quien hace poco tiempo confesó que habían abusado sexualmente de ella en dos ocasiones: “Es indignante y te parte el corazón. Ambos están enfermos si creen que lo que hicieron está bien”, escribió. Chris Evans también se refirió a esta situación: “Nunca volveré a ver la película, ni a Bertolucci y Brando de la misma manera. Esto es más que asqueroso. Siento rabia”.

Posteriormente, Anna Kendrick (Notas Perfectas) le respondió su mensaje: “Schneider ya lo dijo hace unos años atrás. La gente me solía poner los ojos en blanco cuando lo contaba”.

La cineasta Ava DuVernay ( Selma) también manifestó su indignación ante este hecho. “Imperdonable. Como directora, apenas puedo comprenderlo. Como mujer, estoy horrorizada, disgustada y enfurecida por esto”.