Foto: Especial
Por su parte la Fiscalía General del Estado (FGE) de Morelos desmintió la información difundida y que exista alguna orden judicial, pero no desmintió el caso de Fátima

MORELOS.- El pasado viernes Fátima, una niña de 15 años quedó detenida luego de que se provocara un aborto y tirara el feto al bote de basura de su recámara.

Esa es la noticia que trascendió en los medios de comunicación del estado de Morelos, sin embargo, un grupo de activistas reveló la verdad del caso.

De acuerdo a estos colectivos, el martes por la tarde, Fátima “N” se encontraba en su casa, localizada la colonia Benito Juárez, en Emiliano Zapata, Morelos.

Esa tarde llegó a verla su novio y se percató de que tenía mal semblante. Además en el cuarto había manchas de sangre, por lo que decidieron llevarla al hospital.

Ahí el médico les informó que se había provocado un aborto y su estado de salud era grave por el sangrado excesivo.

Al ser cuestionada, la joven negó los hechos, sin embargo, posteriormente, confesó que había tomado un medicamento para abortar. Además de que sus padres hallaron al feto en la basura.

Debido a esto, quedó en calidad de detenida.

Fátima ahora tiene 15 años, pero su terrible historia no comenzó recientemente.

No ha tenido un embarazo, sino dos confirmados, (pues no se sabe bien cuántos ocultó).

Sus embarazos no ha sido por descuido, porque lo desea, porque le guste “abrir las piernas”, o porque no se cuide, sino porque ha sido abusada y violada en constantes ocasiones.

A los 10 años llegó a un hospital para parir, tuvo a un hijo, que hoy tiene 5 años.

Ni su familia ni los hospitales denunciaron el hecho. Negligencia y oscurantismo respecto a abusos como “secreto de familia”.

A Fátima la siguieron abusando y violando, seguramente en incontables ocasiones hasta quedar embarazada otra vez.

Esta vez decidió que no tendría un hijo de su violentador. Llega a un hospital después de tomar 10 pastillas de misoprostol que causaron hemorragia.

Llega al hospital y la denuncia se hace por interrupción, convirtieron a Fátima en criminal y nunca la preguntaron quién abusaba de ella.

Hoy todos le dan la espalda, sus padres son cómplices de los crímenes contra Fátima, y es así que por ser sus padres no permiten que el apoyo legal llegue a ella.

El DIF sabe sobre los abusos.

Colectivos y grupos de activistas aseguran que Fátima sigue sola. Por ello piden ayuda para la joven violada.

En un comunicado de prensa, la Fiscalía General del Estado (FGE) desmintió la información difundida sobre el caso y que exista alguna orden judicial, pero no desmintió el caso de Fátima.

Señaló que la FGE es respetuosa de las garantías individuales y derechos fundamentales y su labor se circunscribe a los conceptos y límites que la propia ley establece, generando su función de acuerdo a lo que el marco normativo establece.

Se busco una versión de la Secretaría de Salud , durante la conferencia de prensa que se ofrece todos los días para hablar de la pandemia, pero Francisco Reyes, vocero del gobierno de Morelos, consideró que no debía responderse por ser otro tema, a pesar de que en otras ocasiones en ese mismo espacio se ha dado respuesta a otros tópicos como el caso de las personas que fallecieron por beber mezcal adulterado en mayo pasado.