Foto: Especial/Alrededor de las 3 de la tarde la mujer llegó corriendo nuevamente a la tienda y llorando pidió ayuda a las personas que estaban ahí
Alrededor de las 3 de la tarde la mujer llegó corriendo nuevamente a la tienda y llorando pidió ayuda a las personas que estaban ahí; “me acaban de robar a mi bebé, ayúdenme”, externó desesperada

A tan solo dos días del feminicidio de Fátima, la niña de 7 que fue encontrada sin vida en el interior de una bolsa de basura en Xochimilco, se activó de nueva cuenta la Alerta Amber tras el secuestro de Karol Nahomi, una menor de 5 meses de edad en Saltillo, Coahuila.

De acuerdo con las investigaciones, Ana María Maltos Amaya apenas había avanzado unos metros y cuando iba caminando en el cruce de Constitución y Carlos Fuero; llegó un vehículo Nissan Tsuru en color amarillo con una mujer de acompañante y un hombre conduciendo.
El conductor le cerró el paso, por lo que Maltos se asustó y no pudo reaccionar, momento que aprovecharon los delincuentes para golpearla y quitarle a la pequeña Karol Nahomi.

Alrededor de las 3 de la tarde la mujer llegó corriendo nuevamente a la tienda y llorando pidió ayuda a las personas que estaban ahí; “me acaban de robar a mi bebé, ayúdenme”, externó desesperada. 

Tras la denuncia del plagio de la bebé, las autoridades colocaron retenes en las salida de la ciudad para tratar de ubicar a los delincuentes que se llevaron a la niña.

 

 

Pese al despliegue de elementos de las fuerzas públicas federales, estatales y municipales hasta anoche aún no había pistas sobre el paradero de Karol Nahomi, aseguró José Juan Morales, director de la Fiscalía de Personas Desaparecidas.

“El día de hoy se tuvo un reporte de la privación de la libertad de una menor de cinco meses de nacida, este reporte sería aproximadamente a las quince horas. La mamá de la menor está rindiendo su declaración.

“En un principio ella comenta que fue arrebatada de sus brazos la menor; se habla por el momento de dos personas que participan en los hechos y estamos ahorita ya con personal trabajando pero investigar cómo ocurrieron los hechos”, detalló.

Tras el plagio se activó la alerta Amber y se solicitó la colaboración a todas las corporaciones del Estado, del Municipio y de la Federación para buscar a la menor.

“Hasta el momento no ha habido ningún resultado positivo en la localización del menor a pesar de que hay filtros en todas las carreteras que convergen en la ciudad, de hecho hay varias de unidades trabajando sobre las centrales de autobuses, aeropuertos y se emitió una alerta Amber a todos esos sectores también”, agregó.

 

Interrogatorio se extendió por cinco horas y en los primeros minutos de hoy la madre de la menor salió a bordo de una camioneta oficial, en la que fue trasladada hacia el oriente de la ciudad, pero no se pudo establecer alguna dirección exacta. También declaró la encargada de la tienda.

Posteriormente se supo que Ana María Maltos llegó con su hija de cinco meses de nacida a una tienda, la bebé necesitaba toallitas húmedas pues se le habían terminado, pero al salir de la tienda en la colonia Bellavista, la mujer vivió la peor pesadilla.

Avanzó unos metros al salir y cuando iba caminando en el cruce de Constitución y Carlos Fuero; llegó un vehículo Nissan Tsuru en color amarillo con una mujer de copiloto y un hombre conduciendo. Le cerraron el paso.

Ana María se asustó pero no pudo reaccionar, se congeló del miedo y esa fue una buena oportunidad para los delincuentes, quienes se la quitaron de los brazos y además la golpearon para que no los viera de los rostros.

Eran las 3 de la tarde cuando la mujer llegó corriendo nuevamente a la tienda de la que salió, llorando pidió ayuda a las personas que estaban ahí; “me acaban de robar a mi bebé, ayúdenme”, dijo desesperada.

Se llamó al Sistema de Emergencias 911, pero nunca le contestaron, eso ya no es raro pues jamás entran las llamadas a tiempo. Vecinos sacaron sus teléfonos celulares y, mediante los grupos comunitarios de WhatsApp de la Comisión de Seguridad y Protección Ciudadana, se pidió el apoyo.

Inmediata fue la respuesta de las autoridades policiacas, los primeros en llegar fueron Policía Municipal y Grupo de Reacción Sureste; se entrevistaron con Ana María y ella les contó cómo fue que le quitaron a su hija karol Nohemí de los brazos.

“Es un Tsuru amarillo, sin placas. Venían un hombre y una mujer; me golpearon y me quitaron a mi hija”, dijo a los uniformados. Rápido mediante los radios de comunicación se dio la información, para que las demás autoridades iniciaran la búsqueda, cerrándose los principales bulevares y salidas de Saltillo, Ramos Arizpe y Arteaga.

 

Ana María y su esposo Alberto Tobías, están a cargo de la Unidad de Integración Familiar (UNIF); esperando que exista pronto una respuesta pues la angustia los está matando. Hasta el momento se sigue con la coordinación entre las autoridades, para mantener la búsqueda de la pequeña.

El día de hoy se localizó el cuerpo de la pequeña a menos de un kilómetro de donde despareció. El cuerpo de la bebé, que viste pañalero de manga larga lila con corazones, se encontró a lado una casa de empeño, en un lote baldío.

El cuerpo de la menor ya no presentaba signos vitales, se encuentra golpeada de la cabeza y barbilla.

El Fiscal General de Personas Desaparecidas, Jose Ángel Herrera, confirmó la detención de una persona por el probable homicidio de la menor.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se encuentran en el lugar para tomar conocimientos de los hechos.

El Comisionado de Seguridad, Federico Fernández, confirmó que sí se trata de la menor Karol Nohemí, de acuerdo a los indicios de la ropa y rasgos proporcionados por familiares.