Fotos: Instagram y Orlando Sifuentes
El proyecto que se exhibe hoy en la Alianza Francesa de Monterrey es la combinación de dos trabajos que pretenden profundizar en los pequeños placeres de la vida. Las artistas detrás de esto charlaron con nosotros

Anahí González y Jeisel Hernández son las responsables de un proyecto que surge por su amor a los pequeños placeres de la vida. La primera es amante de la fotografía, mientras que la segunda descubrió su pasión por el bordado no hace mucho tiempo. Así surge “Fecha de Caducidad”, colaboración que se resume como “fotografías intervenidas con bordado”. En entrevista para VANGUARDIA las artistas comentaron que mientras que la fotografía congela el tiempo, en el bordado se nota o se ve el tiempo que se ha invertido. “Se trata de que la gente vea el trabajo que se encuentra dentro de imagen”, señaló Jeisel Hernández.

Hoy en la Alianza Francesa de Monterrey, Anahí y Jeisel exponen “Fecha de Caducidad”, en un evento gratuito que comienza a las 20:00 horas y en donde el espectador se podrá encontrar con 15 piezas, todas intervenidas. Las fotografías fueron tomadas durante el verano por Anahí en lugares de Francia como París y Bretaña gracias a una colaboración con Fujifilm. 

Luego de que Anahí celebrara un par de exposiciones en Europa, platicó con Jeisel sobre la idea de que bordara sus fotografías, y ésta aceptó. El nombre de “Fecha de Caducidad” surgió porque según las chicas “invita a detenerte y contemplar lo que amas y el trabajo que le pones”.

Francia. Las fotografías son de Anahí González, tomadas en diferentes puntos de este país de Europa./ Instagram y Orlando Sifuentes

“Yo pensé, ¡claro que se va a ver bonito!, pero queríamos que hubiera un por qué. Platicando coincidimos en los pequeños placeres, las fotografías tienen el común denominador de que hay cositas chiquitas, ya sea patrones pequeños, ventanas, edificios, personas... y también creemos que el bordado es un placer que implica tiempo y entre puntada y puntada se arma algo muy especial, agregó Jeisel.

“La esencia de por qué Jeisel borda y por qué yo tomo fotografías se complementaba, los dos trabajos compaginaron muy bien”, dijo Anahí. 

Entonces las artistas comenzaron con el proyecto. “Ana me pone el lienzo, entre las dos acordamos el concepto y yo me encargo de que sea una pieza”, señaló la artista de bordado.

"El ejercicio que hago es el punto focal de la imagen, por ejemplo destaco cosas que queremos hacer evidentes, pero por otro lado quisimos que existieran detallitos casi ocultos del mismo color de la imagen para que el espectador se detenga. Se trata de algo imperceptible pero que ahí está”.

Hilos DMC. Para ‘Fecha de Caducidad’ la dupla contó con el patrocinio de FijiFilm, así como de Diseños para Bordar, que distribuye estos hilos franceses. / Instagram y Orlando Sifuentes

De hecho, existen casos en que la fotografía es en blanco y negro y el bordado es a color, pero en este caso, las artistas quisieron que el bordado y la fotografía se complementaran. 

Foto como arte y bordado como terapia
Mientras que Anahí González se enamoró de la fotografía a los 15 años durante un taller en el ITESM, Jeisel Hernández descubrió hace un año que el bordado era lo suyo. 

“Yo empecé con el bordado hace un año, y me topé con él como una terapia, de estar todo el día en la computadora (como diseñadora) era agotador, lo vi como un hobby pero después lo encontré como un recurso a lo que me dedico que es el diseño y la ilustración. Platicando con Anahí, nos percatamos que es pasar al arte con la creación de piezas y donde lo respalda un concepto, dijo Jeisel, quien en un principio se puso a ver tutoriales en YouTube para más tarde asistir a talleres y finalmente practicar y practicar.

Intervención. Jeisel Hernández cambia el sentido de la imagen al tratar sobre ésta un bordado que implica tiempo y eso trasciende./ Instagram y Orlando Sifuentes

“Creo que se me dio”, agregó entre risas y confesó que muy rápido “sentí que era lo mío”.

Para “Fecha de Caducidad” las chicas tienen como patrocinadores a Fujifilm y Diseños para Bordar, el distribuidor oficial de los hilos DMC, que además es marca francesa. 

En ese sentido, Anahí y Jeisel sienten que todo se compaginó a la perfección: fotografías de Francia, intervenidas con hilos franceses, mientras que la primera exposición se celebrará en la Alianza Francesa... y eso no es todo, sino que desde que comenzaron con las pláticas para llevar a cabo el proyecto se dieron cuenta que las ideas surgieron de manera respetuosa y natural y han trabajado como un equipo verdaderamente armonioso, por lo que no descartan volver a colaborar juntas.

“Cuando hay respeto mutuo es la mejor manera de trabajar con otro artista, en este caso si Jeisel interviene la fotografía es por una razón, ella trabaja en donde todo tiene una intención”, señaló Anahí.

Impercetible. Con hilos de colores y tonos similares a los de ciertos detalles de las fotos, borda aspectos para provocar la atención./ Instagram y Orlando Sifuentes

El proceso de intervención de las 15 piezas se ha estado documentando en las redes sociales de las artistas (@jeiselilla y @anahigonzalezph), así como en las páginas de los patrocinadores, en donde se  utiliza la etiqueta #FechadeCaducidad. Además de la expo en Monterrey, Ahaní y Jeisel ya preparan una en Saltillo para el próximo 15 de noviembre en el Recinto del Patrimonio Cultural Universitario. 

> ‘Fecha de Caducidad’ es un proyecto  que combina la fotografía y el bordado.
> La artista de bordado Jeisel Hernández intervino en 15 fotografías tomadas por Anahí González. 
> La fotógrafa participó en el proyecto X Traveler de Fujifilm en Francia. 
> Una exposición se celebrará en Saltillo el próximo 15 de noviembre en el Banco Purcell. 

¡No te lo pierdas!
‘Fecha de Caducidad’
¿Dónde?: Alianza Francesa de Monterrey
¿Cuándo?: Hoy jueves
Horario: 20:00 horas
Entrada libre