Señalado. Federico Figueroa ya ha sido señalado en otras ocasiones de tener relaciones con el narco. / Archivo
Asegura hermano del fallecido cantante Joan Sebastian, que Gobernador de Morelos miente para perjudicarlo

MÉXICO, D.F.- Federico Figueroa rechazó las afirmaciones del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, quien lo señaló de tener vínculos con la delincuencia organizada y acusó al mandatario de usar el asesinato de Gisela Mota para sacar ventaja política.

“Quien quiere sacar raja política es el señor Graco”, acusó el empresario ganadero y hermano del fallecido cantante Joan Sebastian y agregó: “Si revisan el caso, ¿quién es el que después de la muerte sale a dar declaraciones, en hechos que nada tienen que ver, qué tiene que ver Cuauhtémoc Blanco con la muerte de la presidenta? Nada” expresó.

En entrevista radiofónica explicó que si tuviera vínculos con Blanco “lo aceptaría”; sin embargo, dijo que ésta no es la primera vez que se le relaciona con algún político, pues indicó que en las campañas electorales de 2015 se le vinculó con la candidata priísta, Maricela Sánchez, porque se pensó que ella ganaría.

Además, aseguró que no conoce personalmente a Blanco.

Explicó que hace 11 años Graco los acusó a él, su hermano y al entonces edil de Cuernavaca de pertenecer a un grupo criminal, por unas mantas en las que aparecía su nombre, pero dijo que fue una calumnia y no procedió legalmente: “Es una mentira tan grande como todo lo que dice él”.

Sobre su presunto nexo con el jefe de Seguridad de Cuernavaca, Carlos de la Rosa, negó que exista y “si el Gobernador tiene las pruebas, que las diga” y apuntó que al funcionario municipal lo recuerda por su afición por la fotografía y ha coincidido en diversos eventos de cabalgata.

DESMIENTE A COMISIONADO
En relación con lo dicho por Alberto Capella, comisionado estatal de Seguridad en Morelos, quien remarcó que Federico Figueroa sostiene una cercana relación con el ex fiscal General de Morelos, Rodrigo Dorantes, Figueroa admitió que lo conoce desde joven y aclaró que Graco tenía el conocimiento de que es su amigo.

“Es más coincidimos en una comida cuando iba entrando, le dije ‘hermano, Rodrigo, no te quiero afectar. Yo no me llevo bien con el Gobernador, yo tuve un altercado con él. Me dijo ‘tú eres mi amigo’…” apuntó.

Referente a qué hará ante las acusaciones en su contra, dijo no tener dinero “como para gastarlo en licenciados. Yo siempre he creído que cuando se da un pleito, debes tener dinero para solventarlo”, por lo cual admitió que “quisiera” actuar legalmente contra Graco Ramírez pero “quisiera asesorarme antes que nada. No descartó una demanda”.

EXIGE DISCULPA DE GRACO
El diputado del Partido Socialdemócrata, Julio Yáñez, pidió a Graco Ramírez que se retracte de los señalamientos que realizó en contra de la familia Yáñez, al vincularlos con el empresario artístico Federico Figueroa y la delincuencia organizada.

Dijo que los ataques del gobernador hacia Cuauhtémoc Blanco, surgido del PSD, y sus colaboradores, son el resultado de la negativa a estar en la Policía de Mando Único, tema que está superado con el decreto expedido por el Poder Ejecutivo para asumir el control de la seguridad en la capital del estado.

SUMAN YA 67 EDILES ASESINADOS DESDE 2006
Con el reciente homicidio de la alcaldesa de Temixco, Morelos, Gisela Mota Ocampo, suman 67 los presidentes municipales en el país asesinados ya sea por el crimen organizado o la delincuencia común.

La Asociación de Autoridades Locales de México A.C. mantiene un conteo de los alcaldes y ex alcaldes asesinados desde 2006, el cual está detallado por partido político, año del crimen, sexenio, entre otros.

De acuerdo con las cifras, el instituto político con más agresiones es el PRI que en los últimos 10 años ha perdido a 32 funcionarios municipales a manos de la delincuencia, le sigue el PRD con 15, el PAN cuenta 13, el PT dos y el PVEM uno: en el rubro de usos y costumbres hay cuatro.

En la base de datos creada por la Asociación de Autoridades Locales de México el nombre del primer alcalde asesinado contabilizado es el perredista Walter Herrera Ramírez, edil de Huimanguillo, Tabasco, quien fuera ultimado el 16 de noviembre de 2006. 

Antecedente
> Santiago Mazari Hernández “El Carrete” tapizó con narcomantas cinco municipios de Morelos.
> En los mensajes difundidos, el sicario se deslindó de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y responsabilizó de esta barbarie a su adversario, Federico Figueroa, hermano del cantautor Joan Sebastián.
> En el mensaje, Mazari Hernández advierte que el gobierno lo pretende matar para que no se conozca la verdad del caso.