La crisis en los precios del petróleo afectó en la calificación de la empresa | Foto: Especial
La agencia calificadora colocó su perspectiva como negativa ante la vulnerabilidad financiera de Pemex en un entorno de bajos precios del petróleo

La calificadora Fitch Ratings bajó la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de BB+ a BB debido al deterioro de su perfil crediticio y la crisis en los precios del petróleo.

La baja, explica la calificadora, se debe al continuo deterioro del perfil crediticio individual (SACP, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) de Pemex y la recesión en la industria del petróleo y el gas mundial.

“La perspectiva de calificación para todas las calificaciones es negativa. La rebaja se aplica aproximadamente a 80 mil millones de notas pendientes. Fitch también ha degradado las calificaciones nacionales de PEMEX a corto plazo para ‘F1’ de ‘F1 +’.

 

También señala que como problemas de la empresa productiva del Estado su limitada flexibilidad para navegar la recesión en la industria del petróleo y el gas dada su elevada carga fiscal, alto apalancamiento, aumento de los costos de elevación por barril y altas necesidades de inversión para mantener la producción y reponer las reservas.

Fitch considera que el apoyo de México a Pemex ante los bajos precios del petróleo en el mundo ha sido débil y que hay demora en la “implementación de medidas extraordinarias para aliviar el inminente deterioro de la calidad crediticia de la compañía como resultado del bajo nivel de los precios del petróleo”.