Foto: Especial
Adiós a los sedanes, salvo por el Mustang y sus versiones, y el Focus Active Crossover

Por DANIEL MURIAS para MOTORPASION

Ford confirmó hoy en la publicación de sus resultados trimestrales que ya no invertirá en el desarrollo de sedanes para el mercado norteamericano. En los próximos años, la oferta de Ford se centrará en los SUV y los pick-ups, con dos excepciones notables: el Ford Mustang y el Ford Focus Active (el nuevo Focus en versión todocamino). Y eso será en 2020, según la propia Ford.

Para Ford, la salida de los sedanes de su gama representa "la oportunidad de añadir nuevos tipos de vehículos", aunque de momento, el modelo de acceso a Ford en Estados Unidos será el Ford EcoSport (SUV urbano) en detrimento del nuevo Ford Fiesta.

Los otros modelos que desaparecerán de la gama norteamericana serán el Fusion de 2013 (el actual Ford Mondeo), el Ford Taurus (cuyas pocas ventas se hacen a flotas), el Ford C-Max (que nunca convenció al público estadounidense) y los Ford Focus ST y Focus RS.

Ford EcoSport, el modelo de entrada. Foto: Especial
Ford Focus Active, de los que se salvan. Foto: Especial
El Mustang obviamente se queda. Foto: Especial

La nueva estrategia de Ford se debe evidentemente a la demanda del mercado y a la rentabilidad de los productos. Si un sedán se vende por debajo del nivel que esperaban, es una pérdida. De ahí que se centren en los modelos que más se venden: los pick-ups y los SUV. Sin embargo, este anuncio deja varias incógnitas sin responder.

Qué pasará ahora con la idea de un solo modelo Ford para el mercado global, pues no veo a los clientes europeos, por ejemplo, comprar en masa un Ford Bronco (o quizá sí). Si bien los modelos más vendidos en Europa y otras partes del mundo, como son el Fiesta y el Focus, estrenan nueva generación, cómo afectará esto al desarrollo de la próxima generación del Mondeo. Es más, ¿habrá una nueva generación de Ford Mondeo, habida cuenta de las pocas ventas de sedanes en Europa?

También se enfocarán en las camionetas. Foto: Especial

El primer eléctrico para 2020

Por otra parte, Ford anunció también su compromiso con el desarrollo de nuevos modos de propulsión, dicho de otro modo, habrá más vehículos híbridos y eléctricos en la gama del fabricante. Así, los Ford F-150, Explorer, Escape, Mustang y el inminente Bronco tendrán una versión híbrida. Ford empezará a fabricar su primer coche eléctrico en 2020 y prevé que para 2022 tendrá 16 vehículos eléctricos en su gama.

El compromiso con la electrificación es un seguro de vida para Ford (y un calmante para los inversores). A finales de los años 90, Ford -como todos los fabricantes estadounidenses- era muy dependiente de las ventas de pick-ups y SUV. Hasta que el precio de la gasolina empezó a subir y las ventas de esos modelos a caer en picado, mientras el público seguía comprando modelos asiáticos y alemanes, con consumos más adaptados a una gasolina cara. Si el viento volviese a cambiar de nuevo, Ford tendría los modelos eléctricos para sortear el temporal.

Fuente: MOTORPASION