Foto: Especial
Macron dijo asimismo que el Estado francés se esforzará por dar "la estabilidad necesaria al conjunto de los empleados del grupo", a quienes, aseguró, se les garantizará "todo el apoyo"

Bruselas.- El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró hoy que Francia se mantendrá vigilante sobre la estabilidad del grupo Renault, después de la detención en Japón por supuestas irregularidades en sus finanzas personales de Carlos Ghosn, el máximo directivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

"El Estado, como accionista (de Renault, con un 15 % del accionariado), estará extremadamente vigilante con la estabilidad de la alianza y del grupo", dijo el presidente galo en una rueda de prensa junto con el primer ministro belga, Charles Michel.

Macron dijo asimismo que el Estado francés se esforzará por dar "la estabilidad necesaria al conjunto de los empleados del grupo", a quienes, aseguró, se les garantizará "todo el apoyo".

Subrayó que el Estado francés será "extremadamente vigilante" con "la estabilidad" de Renault y el futuro de su alianza con Nissan.

El presidente francés, de visita oficial en Bélgica, rehusó sin embargo hablar del fondo del asunto Renault.

Por otra parte, Macron se refirió a la estrecha relación entre Francia y Bélgica, países que, según aseguró, "están juntos para defender un multilateralismo fuerte".

Michel, por su parte, insistió en el vínculo entre París y Bruselas y recordó los atentados terroristas de hace unos años.

La visita de Estado a Bélgica es la tercera que Macron ha llevado a cabo desde que tomó posesión de su cargo, tras las de Grecia y Dinamarca.

Macron y su esposa Brigitte fueron acogidos hoy en el palacio de Egmont en Bruselas, en una ceremonia en la que estuvieron asimismo presentes el rey Felipe y la reina Matilde.