Sin duda Brady y Brees ya tienen un lugar ganado en el Salón de la Fama del futbol americano. ARCHIVO
Dos de los quarterbacks más experimentados de la NFL se enfrentarán liderando sus respectivas ofensivas

TAMPA BAY.- El duelo de Ronda Divisional entre los Buccaneers de Tampa Bay y Saints de Nueva Orleáns gira alrededor de Tom Brady y Drew Brees, no sólo por su veteranía sino por la manera en que hacen funcionar a sus respectivas ofensivas. Como representantes de la vieja guardia de quarterbacks de la NFL, ambos se mantienen firmes como el punto de partida en el funcionamiento de sus ataques, pero la diferencia entre ambos radica en la forma en que cada uno maneja sus ofensivas.

Brady, ya adaptado al sistema ofensivo de los Bucs, recuperó su perfil amenazante en el juego aéreo profundo, mientras que Brees hace caminar al ataque de los Saints con el empleo de un sistema más conservador.

Sin embargo, la eficiencia en el juego aéreo profundo de Brady sufrió una notable baja en las dos ocasiones que enfrentó a la defensiva de New Orleans en temporada regular y por su lado, aunque no se aventura a hacerlo con la frecuencia de temporadas pasadas, cuando Brees lanza lejos, lo ha hecho con eficiencia en la actual campaña.

Después de que en sus últimos años con los Patriots de Nueva Inglaterra manejó ofensivas que tenían como base de su funcionamiento los pases cortos, el perfil amenazante en el juego aéreo profundo de Brady resurgió con Tampa Bay, al grado de completar el 14 por ciento de sus envíos de 20 o más yardas la temporada pasada (segundo en la NFL).

Sin embargo, en los dos duelos ante la defensiva de Nueva Orleáns en 2020, Brady lanzó 10 pases de 20 o más yardas, sólo completó dos y sufrió dos intercepciones sin touchdowns, al tiempo que la defensiva de los Saints lo presionó en el 25 por ciento de sus jugadas diseñadas de pase en la Semana 1 y en el 46.3 por ciento en esas acciones en la Semana 9, los dos juegos con más presión que enfrentó el pasador de Tampa Bay en el calendario regular.

Incluida la victoria en la Ronda de Comodines sobre los Bears de Chicago, Brees ha completado 15 de 17 pases (88 por ciento) en rutas largas hacia las bandas y aunque de esos 15 envíos conectados con sus receptores sólo uno fue para touchdown, los otros 14 fueron para primero y 10.

Mientras Brady deberá enfrentar el reto de superar a la defensiva de los Saints, que se ha convertido en su kryptonita al frente del ataque de Tampa Bay, Brees parece haber encontrado la forma de sacarle provecho a sus pases cortos con ocasionales, pero efectivos envíos largos.