Una fábrica sufrió una fuga de gas tras registrarse un accidente, lo que ha llevado a los bomberos a pedir a los residentes de las zonas aledañas que mantengan las puertas y las ventanas cerradas en sus casas. Foto: EFE
La nube de ácido sulfúrica, una sustancia muy tóxica y corrosiva, se esparció en el lugar por varios cientos de metros cerca del suelo.

Los residentes de la ciudad de Oberhausen, en el oeste de Alemania, fueron llamados a permanecer en sus casas y mantener cerradas las ventanas tras producirse una fuga de ácido sulfúrico en una planta química local.

Una dotación de bomberos trataba de disipar con chorros de agua la nube tóxica que se formó a causa de la fuga. "Esperamos poder reducir la nube", dijo un portavoz de los bomberos.

La nube de ácido sulfúrica, una sustancia muy tóxica y corrosiva, se esparció en el lugar por varios cientos de metros cerca del suelo.

La fuga se produjo en horas de la mañana en un tanque de una capacidad de 600 metros cúbicos que quedó completamente vacío, señaló el portavoz de los bomberos.

La nube de ácido sulfúrica, una sustancia muy tóxica y corrosiva, se esparció en el lugar por varios cientos de metros cerca del suelo. Foto: AP

Aún se desconocen las causas del accidente y tampoco se sabe si hubo heridos. Siete u ocho empleados de la planta sufrieron irritaciones en las vías respiratorias.

Oberhausen está situada en la región industrial del Ruhr, en el oeste de Alemania. Allí están asentadas grandes compañías industriales como la siderúrgica Thyssen-Krupp y la energética EON.

150 personas atendidas en Alemania por fuga de ácido sulfúrico

Unas 150 personas tuvieron que ser atendidas por problemas respiratorios al producirse hoy una fuga de ácido sulfúrico en una planta química de la ciudad alemana de Oberhausen, comunicaron las autoridades.

Los residentes de la ciudad situada en la populosa región de la cuenca del Ruhr, en el oeste de Alemania, fueron llamados a permanecer en sus casas y mantener cerradas las ventanas tras formarse una nube tóxica.

El siniestro se produjo esta mañana por un error de descarga de un barco, en concreto al ser derivado ácido clorhídrico a un tanque que contenía ácido sulfúrico. Foto: AP

Una dotación de 130 bomberos trataba disipar la nube con chorros de agua. La nube de ácido sulfúrico, una sustancia muy tóxica y corrosiva, se esparció en el lugar a lo largo de varios cientos de metros cerca del suelo.

Durante los trabajos fueron cortadas autopistas y calles y quedó interrumpido el tráfico ferroviario en la zona afectada.

El siniestro se produjo esta mañana por un error de descarga de un barco, en concreto al ser derivado ácido clorhídrico a un tanque que contenía ácido sulfúrico, informó un portavoz de la empresa afectada, la química Hamm Chemie.

La parte superior del tanque de una capacidad de 600 metros cúbicos estalló, dejando escapar todo el ácido sulfúrico que contenía, señaló un vocero de los bomberos.

Oberhausen está situada en la región industrial del Ruhr, en el oeste de Alemania. Allí están asentadas grandes compañías industriales como la siderúrgica Thyssen-Krupp y la energética EON.