La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ya notificó a autoridades estadounidenses sobre 11 órdenes de aprehensión contra César Duarte. | Foto: Especial
Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, detalló que se harán las gestiones adecuadas y correctas para no dilatar más el proceso de extradición de Duarte Jáquez, ya que “durante el sexenio federal anterior [encabezado por Enrique Peña Nieto], hubo un manoseo en la forma en que fueron administradas las órdenes de aprehensión”

Ciudad de México.– Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, informó hoy que inició, en coordinación con la federación, una nueva estrategia para llevar a cabo el cierre del proceso de extradición de su antecesor César Duarte, acusado de peculado.

Un juez giró este fin de semana órdenes de aprehensión en contra del dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, quien ya fue capturado en España, y de Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) con Enrique Peña Nieto.

Duarte es parte de esa misma camada de políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vendidos por ex mandatario como “la nueva generación del PRI”.

“Lo que sí les puedo asegurar, es que por parte del Gobierno de Estados Unidos, nos han confirmado que México ha expresado con claridad, su voluntad para traer a Duarte a los tribunales del estado de Chihuahua”, dijo el Gobernador de Chihuahua en entrevista con medios de comunicación en la Ciudad de México.

Asimismo, precisó que ha sostenido diversas reuniones de trabajo con los titulares de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, quienes le han reiterado su compromiso para colaborar en el caso, con el objetivo de que no quede impune.

Caravana del gobierno de Chihuahua en enero de 2018 para exigir la extradición de César Duarte. | Foto: Cuartoscuro

En un comunicado, Corral Jurado detalló que se harán las gestiones adecuadas y correctas para no dilatar más el proceso de extradición de Duarte Jáquez, ya que “durante el sexenio federal anterior [encabezado por Enrique Peña Nieto], hubo un manoseo en la forma en que fueron administradas las órdenes de aprehensión”.

De acuerdo con la Consejería Jurídica del Gobierno de Chihuahua, sobre Duarte existen 15 órdenes de aprehensión relacionadas con el delito de peculado y por las cuales se requiere su presencia en la entidad.

Finalmente, consideró que el proceso se dará durante los meses siguientes, gracias a que se acabó la protección al ex Gobernador. “Ya no hay manera de que se salve”, agregó.