Al inicio de la segunda parte, Pablo Aguilar marcó el definitivo. El resto del juego fue controlado por los cementeros, que cuidaron su ventaja. TWITTER OFICIAL CRUZ AZUL
Con este marcador, La Máquina esperará con cierta calma el juego de vuelta a disputarse la próxima semana en la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO.-Cruz Azul sigue con su racha de juegos sin perder, y parando en seco al "mata-mexicanos", el Toronto FC, al que venció 1-3 en el duelo de ida por los cuartos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Con este marcador, La Máquina esperará con cierta calma el juego de vuelta a disputarse la próxima semana en la Ciudad de México, donde para quedar fuera, los canadienses deben de ganar por tres goles.

Fue la noche de ensueño de Bryan Angulo, "El Cuco", que ha vivido bajo la sombra de Jonathan Rodríguez, se destapó al marcar dos goles (3' y 34'), el primero con un tiro espectacular de fuera del área al inicio del juego y el segundo con un remate dentro del área; quien completó la cuenta fue Pablo Aguilar de remate con la cabeza (58').

Jonathan Osorio había empatado transitoriamente para el equipo de la MLS (20').

¿Cuál fue la clave para el triunfo cementero? La Maquina desde el inicio tomó el juego con seriedad y decidió igualar la intensidad del cuadro local, una de sus principales armas, para así evitar sorpresas.

Cuando cayó el tanto de Ángulo, el Toronto quiso reaccionar de inmediato y se fue por el empate que llegó cuando a Osorio le cayó un rebote en el área chica.

Antes de que la moral del cuadro de Canadá se elevara, Angulo volvió a marcar y minutos antes, a Juan Escobar le anularon un tanto por fuera de lugar, con ayuda del VAR, que se estrenó en la Concacaf.

Al inicio de la segunda parte, Pablo Aguilar marcó el definitivo. El resto del juego fue controlado por los cementeros, que cuidaron su ventaja.