Especial/ En el caso de la papa, que se siembra principalmente en la región Sureste de Coahuila, en 2020 se dejaron de sembrar 347 hectáreas versus 2019
En la entidad dejan de sembrarse 4 mil 500 hectáreas; destacan que no pueden competir ante subsidios a campo de EU. CNC se queja que 4T cortó programas y créditos a productores

Los recortes presupuestales al campo y la disminución de programas de ayuda a los campesinos, ejidatarios y productores durante la actual administración federal, han provocado que en este 2020 se dejen de sembrar más de 4 mil 500 hectáreas de productos en Coahuila, afectando a 50 mil productores.

De acuerdo con reportes del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, tan sólo de 2019 a 2020 los campesinos, ejidatarios y productores de la entidad abandonaron más de 4 mil 500 hectáreas, es decir, no se sembraron por falta de apoyos.

Hay casos significativos: el algodón que distingue a la entidad en su producción, en 2019 se sembraron 16 mil 732 hectáreas, en tanto que en 2020 fueron únicamente 13 mil 393 hectáreas, es decir, hay una diferencia negativa de 3 mil 339 hectáreas que están dejando de producir.

En el caso de la papa, que se siembra principalmente en la región Sureste de Coahuila, en 2020 se dejaron de sembrar 347 hectáreas versus 2019.

Los productores que dejaron de sembrarse en el mismo número de hectáreas que en 2019 son algodón, calabacita, cebolla, chile verde, frijol, papa, sandía y tomate rojo.

Algunos productos incrementaron las hectáreas utilizadas en el contraste 2019-2020: avena forrajera en verde, maíz en grano, melón, sorgo forrajero en verde y trigo en grano, que son principalmente de grandes productores y se relacionan con el ganado.

El líder de la Confederación Nacional Campesina en Coahuila, José Natividad Navarro Morales, advirtió que más de 50 mil campesinos de ejidos pobres del campo de esta entidad han resultado afectados por los recursos al presupuesto federal.

“Hemos estado haciendo un análisis de las políticas del campo, básicamente estábamos trabajando con los recursos del Estado, ya que el Gobierno Federal nos quitó los seguros de cobertura, nos quitó Procampo, nos quitó el Proagro, nos quitó Progan, las tasas de intereses del 6 y 7 por ciento, nos las sube al 16 por ciento”, explicó el dirigente recientemente.

Es evidente el abandono al campo por la cancelación de programas como Apoyos Directos al Campo (Procampo), Proagro-Productivo, y Producción Pecuaria Sustentable, además de Ordenamiento Ganadero y Apícola (Progan), que eran clave para campesinos.

“Estamos pensando en ya no sembrar, porque no tenemos quién nos apoye, no podemos competir con la agricultura de Estados Unidos porque ellos están sumamente subsidiados y nosotros no”, explicó.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.