Los agresores se llevaron los materiales que se adquirieron con donaciones de ciudadanos y causaron destrozos en el área, ocasionando afectaciones entre los 150 a 200 mil pesos. Fotos: Lidiet Mexicano
Los activistas de Pronatura Noreste se encontraban instalando gaviones para evitar que los mantos acuíferos del Valle de Cuatro Ciénegas sigan siendo sobreexplotados, cuando los hermanos Sánchez llegaron y comenzaron a agredirlos

En medio de la lucha por preservar el agua en la Zona Natural Protegida de Cuatro Ciénegas, Mauricio de la Maza Benignos director general de Pronatura Noreste, Diana González responsable de comunicación y el documentalista David Jaramillo fueron golpeados por un grupo de habitantes del pueblo mágico y con apoyo de la policía municipal fueron privados de su libertad durante un lapso de cinco horas.

La mañana de este 19 de octubre, los activistas se concentraron en la instalación de gaviones en el cauce conocido como la Saca Salada con el fin de que evitar que los mantos acuíferos del Valle de Cuatro Ciénegas sigan siendo sobreexplotados, al sitio arribaron los hermanos Sánchez y comenzaron a agredirlos verbalmente para después golpearlos y privarles de su libertad con apoyo de los uniformados.

Al ver que no se retiraban llamaron a cerca de 40 personas más y se llevaron los materiales que se adquirieron con donaciones de ciudadanos y causaron destrozos en el área, ocasionando afectaciones entre los 150 a 200 mil pesos.

Estábamos trabajando en hacer los gaviones para disminuir la velocidad de la corriente del agua y estimular los acuíferos al canal que debería de estar cancelado por parte de la Conagua y que prácticamente ganamos el amparo y tenemos una sentencia, pero no lo hace; conseguimos recurso y empezamos a trabajar a hacer no exactamente lo de Conagua, pero si empezar a crear estructuras de retención que permita que el agua no salga del Valle” dijo Mauricio de la Maza en exclusiva para VANGUARDIA.

Explicó que desde el pasado mes de julio que arribaron al municipio a realizar dichas actividades se enteró a la alcaldesa Yolanda Cantú de las acciones a realizar, sin embargo, el día 28 recibieron amenazas de muerte de parte de Leobardo Sánchez trabajador del ayuntamiento y a quien los activistas señalan por orquestar el último ataque, pues fue su hermano Arturo quien llevó a cerca de 40 personas para golpearlos.

Al titular de Pronatura Noreste le luxaron el hombre, causaron lesiones en las cervicales lo cual le orilla a usar collarín, al fotoperiodista que trabaja en un documental también le ocasionaron lesiones y marcas de la violencia ejercida.

“Cuando Leobardo Sanchez (trabajador del ayuntamiento) nos amenazó de muerte le avisamos al municipio y no hicieron nada, avisamos que estaba en peligro las vidas de nosotros, nos ignoraron”.

Señaló directamente a la alcaldesa Yolanda Cantú por fomenta este tipo de actos, toda vez que los elementos de su corporación estuvieron involucrados en el percance.

Y es que luego de que los habitantes les golpearon los privaron de su libertad por 3 horas, posteriormente llegaron policías del municipio y les mantuvieron ahí por otras dos horas frente a sus agresores.

Me dejaron ir hasta que les dije que si no cometía un delito no podían retenerme y me fui caminando”, mencionó Mauricio de la Maza quien ahora se resguarda en un hotel de ese pueblo mágico.

Los activistas interpusieron una denuncia en la Fiscalía General del Estado contra los hermanos Sánchez y quien resulte responsable, además interpusieron una queja en la Comisión de Derechos Humanos en Coahuila, afirmó que se interpusieron juicios de amparos para velar por los activistas y periodistas.

“No es posible que el municipio fomente esto y fomente Yolanda a golpeadores”, comentó el entrevistado.

Exigirán que se repare el daño y se repongan las cosas que se robaron, también se pedirá al estado y al municipio que les garanticen su seguridad, pues los agresores son quienes en este caso se están robando el agua.

“No estamos afectando derechos; ellos están en la creencia de que son su agua. Vamos a continuar con los trabajos estamos exigiendo a la autoridad que garantice nuestra seguridad”.

Al momento Mauricio reconoció teme por su integridad y la de sus colegas, David Jaramillo ha regresado a la ciudad de México luego de la agresión.