Foto: Especial
La AMEENCE señaló que, las grandes empresas a través de sus marcas propias están evadiendo el orden de los octágonos

Las grandes empresas a través de sus marcas propias incumplen con el nuevo etiquetado de la NOM-051 de alimentos y bebidas no alcohólicas, alertó Mariana Curiel, de la Asociación Mexicana de Etiquetado, Etiquetado Nutrimental, Capacitación y Emprendimiento (AMEENCE) en entrevista con El Economista.

La AMEENCE señaló que, estas marcas están evadiendo el orden de los octágonos, factor que los llevaría a ser sancionados por las autoridades de salud hasta por 9 millones de pesos.

Además, de "arrastrar" a sus proveedores pequeños por copiar la calcomanía a su mayorista, pues de acuerdo con la Ley de la NOM-051 los octágonos que alertan de excesos de nutrientes deben llevar un orden específico.

ORDEN DE LOS OCTÁGONOS DEL NUEVO ETIQUETADO

1-    Exceso de calorías

2-    Exceso de azúcares

3-    Exceso de grasas saturadas

4-    Excesos de grasas trans

5-    Exceso de sodio

FALTAS POR PARTE DE LAS MARCAS

En entrevista con El Economista, la especialista en etiquetados afirmó que, la norma tiene errores en las especificaciones del engomado en cuanto a lo alto y ancho del octágono e imprecisiones a las que hacen referencia en la ley y no definen, "hay enunciados fantasma".

"La norma salió con errores desde su publicación en el Diario Oficial de la Federación, el 27 de marzo (de este año) en sesión vespertina, los errores son que citan numerales que no existen, mencionan cosas incorrectas, se contradice, imágenes con octágonos y texto dice otro. Hay numerales fantasmas, según la figura tal a la que hacen referencia y no existe. Son cuestiones que, a la hora de revisar la norma, te preguntas cómo publicaron esa ley con imprecisiones", lamentó Mariana Curiel.

Además, la especialista mencionó que después de la publicación, el gobierno federal publicó una nota aclaratoria a los errores, de la cual, nadie se enteró.

Asimismo, refirió que existe preocupación en la Asociación de etiquetado porque primero la ley tiene errores, existen aclaraciones a medias y luego las empresas aplican mal la nueva normativa, desde el tamaño de los sellos, hasta el orden y la información nutricional poco explicativa.

"La norma salió publicada con errores, las grandes empresas que tuvieron el capital para cambiar las etiquetas de manera inmediata y han hecho incorrectamente y entonces estaremos en una cadena de ignorancia", alertó la responsable de la AMEENCE.

LAS GRANDES EMPRESAS CON FALTAS 

Las grandes empresas están replicando mal el etiquetado, como Walmart, que mandan correos a sus proveedores de que si no cumplen con la modificación, les va afectar el producto y los dará de baja (para ya no vender en la tienda). Esto conllevará a que el gobierno pueda sancionar a Walmart, Soriana, Chedraui y hasta al changarrito de la esquina y puede inmovilizar el producto.

"Si una empresa grande como Walmart lo hace mal, qué se puede esperar del pequeño emprendedor que entiende poco el etiquetado", cuestionó.

La Silla Rota

Noticias, análisis y periodismo digital independiente sobre política, esfera pública, nación y mundo.

Portal: La Silla Rota