Foto: Especial
Una empresa española ha logrado dar forma a una moto de 'Dragon Ball' a tamaño real con solo una rueda y lo mejor de todo es que ¡funciona!

Envidia. Hay veces que no queda más remedio que sentir cierta envidia por lo que algunos artistas, artesanos o ingenieros son capaces de hacer, convirtiendo su expresión artística en su modo de vida manteniendo nexos con el mundo de las motocicletas.

La empresa Bel&Bel ha vuelto a sorprendernos gracias a un ingenio de esos que se ven sólo de vez en cuando como parte de un producción de cine. Ahora, esta empresa española ha logrado dar forma a una moto de 'Dragon Ball' a tamaño real con solo una rueda y lo mejor de todo es que ¡funciona!

'Dragon Ball' en versión real y completamente funcional

Bel&Bel es una compañía afincada en Barcelona donde Carles Bel, Jesús Bel, Sebastian Pérez y Roger Amat aúnan el arte con la movilidad sostenible mientras luchan contra la obsolescencia programada.

Así, esta empresa tiene una libertad de expresión que va más allá de la mecánica y se permiten libertades como la que ves sobre estas líneas. Al igual que hicieron con la reinterpretación de la Vespa en un monociclo eléctrico, para este trabajo Bel&Bel ha tomado una idea tangencial y se la han llevado a su terreno.

Un poco de imaginación, mucha paciencia y buen humor han dado finalmente con un resultado tan llamativo como la moto inspirada en 'Dragon Ball', la moto llamada S-Cargo utilizada por el personaje bipolar femenino conocida como Launch en algunos de los cientos de millones de episodios de la serie japonesa.

En algún punto de su proceso creativo, en B&B decidieron que era hora de realizar un proyecto de esta magnitud y se pusieron manos a la obra. Compraron un monociclo autobalanceado chino a través de Alibaba y cuando lo recibieron lo desmontaron por completo. A partir de ahí empezaron a dar forma a diferentes ideas tomando como referencia una pequeña maqueta del S-Cargo de la serie.

Empezaron realizando unas voluminosas molduras de aluminio para dar forma a los laterales de la rueda, luego elaboraron un chasis del mismo metal para realizar el cuello de la S-Cargo donde irían colocados posteriormente los manillares, el faro o el asiento. Sobre estas piezas fue entonces cuando las formas empezaron a cobrar sentido añadiendo elementos de fibra de vidrio para añadir los detalles.

La cohesión del conjunto se ha completado con un asiento tapizado calcado al de la maqueta, alforja lateral de piel, un cuadro de mandos digital totalmente funcional y unos escapes simulados en la parte trasera, además de unos estribos muy similares a los del modelo original sobre los que se apoya el monociclo cuando descansa.

Lo mejor de todo es que este engendro es completamente funcional y los detalles alcanzan hasta una réplica del arma del personaje en la serie. Es más que probable que le hayan salido decenas de novios y novias a este aparato porque es 100% carne de Comic-Con.